Política

Bronca entre Iceta y Roldán por la asistencia a marchas independentistas

Miquel Iceta

Miquel Iceta responde a Lorena Roldán en el debate de la moción de censura, en octubre. EFE/Quique García

«Me advirtieron de que presentaban la moción contra mi y no quise creerlo, pero vista su primera intervención no cabe duda». El presidente del PSC, Miquel Iceta, se ha autoproclamado auténtico objetivo de la moción de Cs en el Parlament catalán en un bronco debate con la candidata naranja, Lorena Roldán, ante la mirada divertida del president Quim Torra, supuesto objetivo de la censura. Un debate en el que se han recriminado la asistencia a manifestaciones independentistas y la supuesta connivencia de los socialistas con la violencia amparada por Torra.

Un bronco cruce de reproches que Iceta ha concluido con una velada apelación al 155, tras haberse felicitado porque Roldán haya obviado hoy la reclamación de un 155 permanente. «Quizá nos tocará tomar decisiones muy duras como Gobierno de España, esperamos contar con su apoyo como nosotros se lo dimos al Gobierno del PP».

«Ojalá se pusiera igual de bravo cuando Torra jalea a los presuntos terroristas. Como siempre se equivoca de aliado» le había recriminado poco antes Roldán. La candidata naranja respondía así a una intervención en la que Iceta se ha preguntado «¿qué nos hubieran dicho ustedes si yo hubiera ido a la vía catalana de 2013» en referencia a la participación de la propia Roldán en esa concentración organizada por Òmniun y la ANC, y que la aludida ha respondido recordando la participación del PSC en la manifestación «contra el Tribunal Constitucional» encabezada por el entonces presidente José Montilla tras la sentencia del Estatut. Un debate tan bronco que el líder del PP, Alejandro Fernández, ha recriminado en su intervención a Iceta que «Torra le produce ternura y atiza sin compasión a Lorena Roldán».

Iceta ha rechazado apoyar una inciativa que ha tachado de «operación de propaganda electoral» y ha advertido que «no es la moción de la concordia», como la ha bautizado Cs, «sino la moción de Lorena, de la fracasada Lorena Roldán». El líder socialista ha argumentado para defender ese comentario que la moción habría fracasado igualmente con sus votos a favor y ha defendido su abstención «para no asociarnos a su fracaso».

«Nos critican que no les apoyemos, como si fuera una obligación, y ustedes no han sido capaces de aceptar una coalición que se llama ‘España suma’, no han querido sumar por España» ha seguido un Iceta especialmente ácido, que ha acusado las críticas de Roldán por supuesta connivencia con el independentismo en la banalización de la violencia.

Nos critican que no les apoyemos y ni siquiera han sido capaces de sumarse a España Suma» le reprocha Iceta a Cs

El líder socialista ha condenado cualquier amparo o banalización de la violencia y ha advertido a Cs que «no aceptaremos lecciones» tras haberla sufrido durante el proceso independentista, pero también antes, como víctimas de la violencia etarra. Y ha rechazado también los ataques a Pedro Sánchez por negarse a una reunión con Rivera para analizar la situación catalana.

«Ahora sí quieren» ha apuntado señalando el giro de Cs, que este fin de semana ha levantado el veto al PSOE de Pedro Sánchez. Un giro que Iceta a asociado a las encuestas, «en las que los once que pierde Cs los ganamos nosotros, será entre otras cosas por lo que ha pasado aquí los dos últimos años» desde que Inés Arrimadas ganó las elecciones en Cataluña. En este contexto, le ha advertido a Roldán que «no será en la votación de una moción oportunista en la que PSC demostrará si es una cosa u otra» tras recordar los 40 años de historia del socialismo catalán y los 150 años del PSOE.

Todo ello, después de reconocer que «tenemos motivos para censurar a Torra» como «le censura de la opinión pública catalana que suspende su gestión», o la censura de sus socios de gobierno «que están proponiendo otro gobierno».

Esto no es cuestión de números, es una cuestión de decencia moral» reprocha Roldán

Roldán ha lamentado la acritud de Iceta, al que le ha recriminado su negativa a sumarse a la moción pese a que «ustedes saben a qué nos enfrentamos porque ustedes lo sufren» ha señalado refiriéndose a la llamada «violencia de baja intensidad». «Por eso se nos hace tan difícil entender que vayan a legitimar a Torra. No entendemos que no les quieran plantar cara. Esto no es cuestión de números, es cuestión de decencia moral.»

Más descarnada aún ha sido el debate con la líder de los comunes en el Parlament, Jessica Albiach, quien ha recriminado a Cs que «echan de menos a sus socios de Vox, sin ellos en la cámara no son capaces de llegar a acuerdos».

Una acritud ante la que Roldán ha lamentado irónicamente que «no se ha dado cuenta de que la moción es contra el señor Torra, no contra Cs». La candidata naranja ha reconocido, sin embargo, no estar sorprendida por el voto en contra de los morados, recordando que «siempre» se alinean con el independentismo. «Hemos tenido que ver aquí como se abstenían en una moción contra la violencia, eso es el partido de los comunes. Impulsan moción contra el Jefe del Estado y se abstienen en la moción para expulsar a la Guardia Civil, por tanto no confiamos en que vayan a decir sí al constitucionalismo».

Te puede interesar

Comentar ()