Política

Buch pide a los Mossos que amparen el derecho de manifestación y la convivencia

El conseller de Interior advierte que la "complejidad" de la situación en Cataluña puede incrementarse en los próximos días

logo
Buch pide a los Mossos que amparen el derecho de manifestación y la convivencia
El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch.

El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch. EFE

Resumen:

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha marcado hoy el terreno de juego de los Mossos d’Esquadra en los próximos días: Buch ha hablado de respeto a la ley, pero también de defensa del derecho a manifestación en una semana marcada por la inminente publicación de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio al procés. Una sentencia que Ómnium y la ANC recibirán con cinco marchas hacia Barcelona destinadas a cortar carreteras y vías principales, y a la que la intersindical independentista CSC responderá con una huelga general, convocada inicialmente para esta semana y pospuesta de momento al 18 de octubre.

Este escenario, en el que los CDR ya han anunciado que se sumarán a las movilizaciones de la ANC, mientras el Govern sigue sin aclarar en qué consistirá la respuesta de «desobediencia institucional» anunciada por Quim Torra, se suma a la detención por parte de la Audiencia Nacional de siete miembros de los CDR a los que el instructor de la investigación imputa un presunto delito de terrorismo.

Un contexto endemoniado para la policía autonómica catalana, que vuelve a estar en el centro de la polémica por las apelaciones del Govern a la movilización y las críticas de Quim Torra a la Operación Minerva, el dispositivo preparado por la jefatura de los mossos para responder a las reacciones a la sentencia. Unas críticas que provocaron la semana pasada la dimisión del máximo responsable de los mossos, Andreu J. Martínez.

«Los mossos harán cumplir el marco legal y garantizarán la convivencia» ha asegurado en este contexto Miquel Buch, durante la presentación de los 380 nuevos agentes destinados en Barcelona. El conseller ha recordado que la policía autonómica ha actuado con profesionalidad y rigor ante las «difíciles situaciones políticas de los últimos años» y ha reconocido que todos son conscientes de la complejidad actual y de que «en los próximos días esta complejidad podría incrementarse aún más», aunque no ha hecho referencia explícita a la sentencia que el Tribunal Supremo.

Buch ha advertido que los Mossos tendrán que resolver cualquier escenario que se produzca «siempre partiendo de criterios de actuación y funciones fijadas en la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de la Ley de la Policía de la Generalitat».

En este sentido, Buch ha señalado que los agentes tendrán que «dar cumplimiento a su misión básica de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades» en un momento en que proliferarán las manifestaciones de todo signo, y «garantizar la seguridad ciudadana, velando por la convivencia pacífica y la protección de las personas y los bienes, de acuerdo con el ordenamiento jurídico establecido»

Cunillera pide calma

Por su parte, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha confiado este martes en que «no habrá vulneración de la ley» en Cataluña tras la sentencia del 1-O. No obstante, ha dicho tener preparado el operativo y ha precisado que los cuerpos policiales colaborarán entre sí.

En declaraciones a Ràdio 4, Cunillera ha asegurado que parte del principio de que nadie quiere incumplir la ley, y ha confiado en que el Govern tenga «el suficiente sentido de convivencia, de país, de construcción de espacios donde quepa todo el mundo para saber que ya se está suficientemente tensionado y con cuestiones sobre la mesa para añadir otras».

La delegada del Gobierno ha dicho que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, es su presidente, pero que no tiene la «percepción» de que él quiera ser su presidente y que a veces se siente excluida.

Cunillera ha asegurado que se tiene preparado el operativo para colaborar cuando se produzca la sentencia del 1-O, que debe ser, según ella, justa y equilibrada, y que ha admitido que será un momento «emocionalmente duro» para los catalanes, sea en el sentido que sea, y ha remarcado que los cuerpos policiales colaboran entre sí.

Sobre el pleno de la moción contra Torra en el Parlament, lo ha calificado de espectáculo y de confrontación por la confrontación y ha pedido que la clase política tendría que conjurarse para que no se repita, y ha tildado el tuit del dirigente de Cs Juan Carlos Girauta contra el PSC como el de alguien «despechado»