El Ministerio de Defensa de Turquía ha anunciado en la noche de este miércoles el lanzamiento de una operación terrestre en las zonas del noreste de Siria bajo control de las fuerzas kurdas, horas después de iniciar una campaña de bombardeos en este área.

«Las Fuerzas Armadas y el Ejército Nacional Sirio –una coalición de grupos rebeldes apoyados por Ankara– han lanzado la operación terrestre en la zona oriental del río Éufrates, como parte de la ‘Operación Manantial de Paz'», ha dicho en un breve mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

La operación turca ha arrancado días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, diera un giro de 180 grados a la alianza de Washington con las FDS, hasta entonces un aliado clave en la lucha contra Estado Islámico, y retirara sus tropas de la zona para permitir la ofensiva turca.

Ataques aéreos

Al menos ocho proyectiles han impactado este miércoles en localidades turcas ubicadas en la frontera con Turquía, poco después de que Ankara iniciara su ofensiva contra las fuerzas kurdas en el noreste del país árabe. Según las informaciones recogidas por la agencia estatal turca de noticias, Anatolia, al menos dos proyectiles, que no han dejado víctimas, han sido disparados por las Unidades de Protección Popular (YPG).

Asimismo, otros seis cohetes han caído en el centro de la localidad de Nusaybin, sin que haya informaciones sobre víctimas. Los proyectiles habrían sido disparados desde Qamishli, controlada por las autoridades kurdas sirias.

La ‘Operación Manantial de Paz’, nombre de la ofensiva lanzada por Ankara, ha confirmado a través de Twitter que «la organización terrorista PYD -el Partido de la Unión Democrática, cuyo brazo armado son las YPG- ha alcanzado las localidades fronterizas turcas de Ceylanpinar y Nusaybin con proyectiles de mortero, sin que haya informaciones sobre víctimas».

Trump dio luz verde a la ofensiva tras retirar a sus tropas del terreno

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado este miércoles el inicio de la operación militar contra las milicias kurdas sirias, al tiempo que ha asegurado que se preservará la integridad del país vecino. «Las Fuerzas Armadas turcas, junto con el Ejército Nacional Sirio, acaban de lanzar la ‘Operación Manantial de Paz'» contra las milicias kurdas sirias YPG, a las que Ankara considera una filial del PKK, y contra Estado Islámico en el norte de Siria, ha informado en su Twitter.

Mustafá Bali, portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) de las que las YPG son el principal componente, ha confirmado el inicio de los bombardeos. «Aviones de combate turcos han comenzado a perpetrar bombardeos sobre zonas civiles», ha denunciado en su Twitter. «Hay un gran pánico entre la población de la región». Por su parte, la agencia estatal de noticias siria, SANA, ha informado de bombardeos aéreos turcos en Ras al Ain, en la provincia de Hasaka.

La operación ha arrancado apenas unos días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, diera ‘luz verde’ a Ankara para la ofensiva y retirara a sus tropas de la zona. Las FDS eran hasta entonces un aliado clave de Washington en la lucha contra Estado Islámico.

Kino Gabriel, otro portavoz de las FDS, tildó la decisión de «puñalada por la espalda». «Había garantías de Estados Unidos de que no permitiría operaciones militares turcas contra la región», dijo.

Las autoridades kurdas de Siria habían expresado su apoyo al acuerdo para la ‘zona segura’ pactada entre Washington y Ankara en este área y habían empezado a desmantelar sus posiciones defensivas antes del anuncio de Trump.