Política SENTENCIA DEL 'PROCÉS'

Los manifestantes comienzan a abandonar El Prat tras protagonizar una batalla campal

Tsunami Democràtic suspende la movilización en el aeropuerto, donde se han producido tensos enfrentamientos con la policía y los Mossos

Los Mossos cargan contra activistas independentistas que intentan paralizar el Aeropuerto de El Prat

Los Mossos cargan contra activistas independentistas que intentan paralizar el Aeropuerto de El Prat EFE/Quique García

La organización Tsunami Democràtic ha decidido suspender las protestas en El Prat. La orden, emitida a última hora de este lunes, pone fin a una complicada jornada en la que se han producido tensos enfrentamientos entre los manifestantes y los cuerpos de Seguridad. Y que se salda con un centenar largo de vuelos cancelados en el aeropuerto de Barcelona.

Los manifestantes han empezado a abandonar poco a poco las instalaciones del aeropuerto. El desbloqueo ha permitido al mismo tiempo reabrir el tráfico rodado en las carreteras que conducen a El Prat. «Damos por finalizada la acción con éxito», ha anunciado el movimiento que está encabezando las protestas contra la sentencia del procés.

«Hemos iniciado un ciclo de desobediencia civil no violenta», indican los responsables de Tsunami Democràtic, quienes aseguran que este martes volverán a poner en marcha nuevas acciones. «Hagamos de cada movilización una victoria», concluye la organización.

La suspensión de la acción en El Prat permitirá devolver la normalidad progresivamente al aeropuerto de Barcelona, donde miles de independentistas se han concentrado durante todo el día. Policía Nacional y Mossos d’Esquadra han tenido que emplear la fuerza para proteger las entradas aeródromo, aunque algunos grupos de radicales han conseguido colarse en el interior de la terminal.

Los principales incidentes se han producido en el párking de la terminal, en la planta 0 y en las principales salidas. Allí se han tenido lugar los momentos de mayor tensión entre los manifestantes, la Policía y los Mossos.

A última hora de este lunes se han producido varias cargas y enfrentamientos directos con los manifestantes, que han vaciado extintores y han lanzado objetos de toda clase contra los agentes.

Para despejar las zonas más conflictivas, decenas de furgones antidisturbios de los Mossos d’Esquadra se han dirigido hacia el aeropuerto para controlar la situación. La policía autonómica cuenta con el refuerzo de varios cientos de agentes de Policía Nacional y Guardia Civil, que también han realizado alguna carga.

Otros manifestantes se han sentado en la carretera para impedir la llegada de más furgones antidisturbios de la policía autonómica, que también está cargando en los accesos al aeropuerto desde la línea 9 de Metro.

Los Mossos ya habían actuado previamente cuando los radicales intentaban acceder a la zona de controles de seguridad. Paralelamente, la Policía Nacional ha empezado el desalojo de los manifestantes que se han concentrado ante los controles de seguridad para impedir el acceso de los viajeros a la zona de embarque.

También han cargado contra manifestantes que trataban de colarse en el aeropuerto usando puertas de emergencia, lo cual está estrictamente prohibido. Los propios Mossos habían avisado en un tweet de que acceder a zonas no autorizadas de un aeropuerto supone la comisión de un «delito grave».

Los radicales independentistas agregados bajo la organización Tsunami Democrátic han llamado a colapsar el aeropuerto de Barcelona este mismo lunes, a imitación de las protestas llevadas a cabo en Hong Kong en los últimos meses. Algunos manifestantes que se han sumado a la iniciativa han cortado la Gran Vía de Barcelona, una de las principales arterias de entrada y salida de la capital catalana.

La organización ha creado un grupo de Telegram llamado Bitllets Tsunami, que cuenta ya con más de 10.000 miembros, en el que se han distribuido cientos de billetes de avión comprados para hoy, con diferentes destinos, al objeto de que los manifestantes puedan superar los controles de seguridad e ingresar al aeropuerto para colapsarlo y reventar su actividad desde dentro.

https://twitter.com/Dodger_san/status/1183759785575047169

Eran centenares de billetes, la mayoría de la compañía Vueling con destinos como Menorca, Mallorca, Bilbao, Londres o Manchester o Granada. El canal de Telegram en el que se repartían los billetes fue publicitado desde los canales de comunicación de diversos CDR de toda Cataluña.

La Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra se vio obligadaa cerrar todos los accesos al aeropuerto y a comprobar una por una la identidad de todos los viajeros antes de acceder al edificio, para evitar que manifestantes se cuelen con billetes falsos. La situación dejó las carreteras de acceso al aeropuerto completamente colapsadas, con centenares de turistas atrapados.

Manifestantes independentistas llegan a pie al aeropuerto

Grupos de independentistas también han intentado bloquear, sin éxito, el centro de control aéreo de Gavá, desde el que se organiza el tráfico aeronáutico de la zona. Han intentado impedir el trabajo de los controladores y boicotear los cambios de turno para obligar a cortar el tráfico aéreo, pero según informan fuentes de los Mossos, los manifestantes han sido evacuados uno a uno.

‘Todo el mundo al aeropuerto’

Tsunami Democrátic ya había anunciado movilizaciones importantes para el momento en que se conociera la sentencia, que condena a los líderes del procés a penas de entre 9 y 13 años de prisión por los delitos de sedición y malversación por su rol en el desafío independentista al Estado de septiembre y octubre de 2017.

«¡Ha llegado la hora de que se escuche nuestra voz en el mundo!», ha escrito la organización en un tweet, en el que aseguran que su objetivo es «parar la actividad del aeropuerto de Barcelona».

«Nos lo intentarán impedir y sólo con la fuerza de la gente lo conseguiremos», han recalcado.

Comentar ()