El conseller de Interior, Miquel Buch, ha comparecido finalmente esta tarde para defender la actuación de los Mossos d’Esquadra en los últimos dos días y reclamar a los manifestantes independentistas que «aíslen» a los violentos. «Lanzar objetos y romper cordones policiales no es un objetivo democrático, es una acción violenta» que «no puede empañar la imagen» del movimiento independentista, ha advertido Buch.

El conseller ha rechazado que haya división en el Govern sobre ese apoyo a la actuación de la policía autonómica y ha negado también que se haya planteado dimitir en las últimas 48 horas, pese a las numerosas peticiones en este sentido que han surgido de la órbita independentista.

«El conseller de Interior siempre está sujeto a la petición de dimisión, todos los que me han precedido han recibido peticiones de dimisión» ha señalado Buch para relativizar esas presiones. «Forma parte de la normalidad, pero ahora estamos concentrados en garantizar el orden público en Cataluña» ha apuntado, así como «el derecho de los catalanes a manifestarse para mostrar su rechazo a la sentencia del procés».

Respuesta a Rufián

En este contexto, Buch ha respondido a las críticas del cabeza de lista de ERC al Congreso, Gabriel Rufián, que ha exigido responsabilidades políticas por las cargas de los mossos de estos días. «Están en campaña, con más o menos responsabilidad hacen tuits», ha apuntado el consejero, quien ha señalado que, «como pedí a los partidos estatales, agradecería que no mezclen las elecciones con la garantía de los derechos y la seguridad de los catalanes».

Buch ha negado que la reunión del gabinete de crisis mantenida esta mañana se haya alargado más de lo esperado por falta de consenso en el Govern sobre cómo afrontar esta crisis. Y ha apuntado a las declaraciones del vicepresidente y líder de ERC, Pere Aragonés, como prueba de la unidad del Govern en esta materia. «Todos somos conscientes de la complejidad del momento que estamos viviendo».

Tras el encuentro de esta mañana, del que el Govern no ha querido ofrecer imágenes a los medios de comunicación, Aragonés ha acudido a Catalunya Ràdio para defender la actuación de los Mossos d’Esquadra. «Estamos al lado de los 17.000 mossos, la policía democrática que evalúa siempre sus actuaciones». Unas declaraciones que le han valido las mismas peticiones de dimisión que a Buch en las redes, pese a asegurar su apoyo al «movimiento cívico transversal del independentismo»

El conseller de Interior ha participado esta mañana en un gabinete de crisis convocado en el Palau de la Generalitat por Quim Torra, con el vicepresidente Pere Aragonés, la titular de Justicia, Ester Capella, y la consellera de Presidencia Meritxell Budó, la única voz de la Generalitat que había valorado hasta ahora los graves altercados vividos en las cuatro capitales catalanas anoche.

Defensa de las competencias de seguridad

Al margen de la polémica sobre su gestión, Buch ha defendido la actuación de los Mossos recordando que la responsabilidad en materia de policía ha sido una de las competencias que más reclamó en su momento el nacionalismo catalán, y ha rechazado tajantemente que se den las condiciones para aplicar la Ley de seguridad nacional, como reclama el líder del PP, Pablo Casado.

«Con la recuperación de la Generalitat los representantes de este pueblo decidieron que este país debía tener un modelo seguridad propia, con competencias plenas, que refuerza la voluntad de autogobierno» ha advertido el también dirigente de JxCat, recordando que «algunos quieren que Cataluña no tenga» policía propia, «y luchan para que perdamos lo que tenemos».

Pelotas de Goma

En este sentido, el director de los Mossos, Pere Farré, ha reconocido que la Conseleria de Interior no puede imponer a la policía Nacional la prohibición de utilizar pelotas de goma, como reclaman los partidos independentistas

«Es un dispositivo coordinado y dinámico, pero especialmente dinámico» ha argumentado, en el que los diferentes cuerpos toman decisiones de acuerdo con los protocolos internos que tienen.

«En Barcelona es intolerable que se vuelva a repetir escenario como el de como ayer, desde ya todos los cuerpos policiales tienen que disponer de todas la herramientas a su alcance para afrontar situación intolerable para la mayor parte de los ciudadanos del país, haremos todo los posible para intentar q estos hechos no se repitan».