Medianoche en Tarragona. Los disturbios que han afectado a la capital provincial han dejado 13 detenidos, barricadas, fuego y agresiones a agentes de los Mossos d’Esquadra. Una furgoneta de la policía autonómica persigue a dos radicales por una calle de la localidad y enciende la megafonía. De repente, una voz de policía con tono burlón: «Veniu, som gent de pau, veniuuuuu, va!». Es decir: «Venid, que somos gente de paz. ¡Venid, vamos!».

El vídeo lo graban unos vecinos desde su terraza y no dan crédito al tono del mensaje que sale de la furgoneta de los Mossos. El vídeo se comparte en redes sociales y se viraliza rápidamente.

El vídeo ha generado indignación entre las bases independentistas, que en los últimos días han situado a los Mossos d’Esquadra en su punto de mira tras las cargas protagonizadas en el aeropuerto de El Prat y en el centro de Barcelona. Ante la expectativa de un cuerpo pasivo, relajado a las órdenes de Quim Torra, los manifestantes han encontrado actuaciones contundentes para preservar el orden público.

La actuación de los Mossos ha llevado a exigir explicaciones a destacados miembros de ERC como Gabriel Rufián, que han condenado al Govern de la Generalitat por mandar a la Policía autonómica contra los manifestantes a los que reclaman movilización.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, intervino este martes en TVE para justificar las intervenciones de los Mossos y denunciar que en las concentraciones de los últimos días había grupos de personas «violentas» a las que cabía aislar y denunciar. El Gobierno de España, por su parte, emitió un comunicado denunciando la situación de violencia «coordinada» y «generalizada» que se vive en Cataluña.