Política

22 detenidos y dos agentes heridos en los disturbios contra Vox en el centro de Bilbao

La Ertzaintza despliega un fuerte dispositivo para blindar el mitin de Vox en Bilbao

logo
22 detenidos y dos agentes heridos en los disturbios contra Vox en el centro de Bilbao

Incidentes en Bilbao por el mitin de Vox. EP

Resumen:

El mitin que Vox ha convocado hoy en Bilbao se ha iniciado con incidentes a la puerta del Palacio Euskalduna donde se celebra el acto político. Minutos antes del comienzo del mismo un fuerte dispositivo de la Ertzaintza -con decenas de unidades antidisturbios y el apoyo del helicópeto- ya se había desplegado en el lugar, donde se agolpaban alrededor de 300 jóvenes coreando consignas contra Abascal, la Ertzaintza y el PNV. Al final de la jornada se han contabilizado 22 detenidos y dos agentes de la Ertzaintza detenidos a consecuencia de los altercados que se han producido hasta bien avanzada la tarde.

Tras producirse los primeros lanzamientos de objetos contra los agentes se ha registrado la primera carga policial que ha dispersado por todo el parque de Doña Casilda a los alborotadores. A esa misma hora, en la cercana calle Pozas, se producía la quema de varios contenedores.

Los altercados se han extedido por la Gran Vía de la capital vizcaína y sus alrededores, donde se han producido numerosos encontronazos entre la Ertzaintza y los grupos violentos, con lanzamiento de objetos y la quema de contenedores. Altercados que se ha prolongado durante más de dos horas y que han tenido lugar en una tarde complicada en Bilbao, donde a escasos 500 metros se encuentra el campo de San Mamés que a la misma celebraba el partido entre el Athletic Club y el Real Valladolid. A la finalización del encuentro no se han producido incidentes reseñables.

«¡Ni Franco, ni la Pasionaria, ni Sabino Arana!»

Los altercados han comenzado en torno a las 17.30 horas y han sido de relevancia, tanto por su duracion como por el número de arrestos practicados, pero de menor gravedad a los que se produjeron en otro mitin de Vox celebrado en el mismo lugar el pasado 13 de abril.

Minutos antes de que diera comienzo el acto, el dirigente de Vox, Javier Ortega Smith, ha salido al exterior para pedir explicaciones a la Ertzaintza por la concentración de colectivos antifascistas. Ha recordado que no estaba autorizada y que debía ser disuelta. Su petición ha sido desoida por la Ertzaintza que le ha recordado que lo que no es taba era «autorizada».

Poco después, en el interior del Palacio Euskalduna el mitin ha comenzado sin mayor dificultad y con la sala de unas 400 butacas a rebosar.

En el mitin, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha arremetido contra el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, por «ser valiente con los muertos y un cobarde con los vivos», en relación a su «inacción» ante los incidentes en Cataluña y su «urgencia» por «profanar unos huesos» y «sacar un muerto de su tumba», en relación a la exhumación de los restos de Franco iniciada hoy.

«¡No sabéis cómo corrían!»

Ha criticado que la «emergencia» de Sánchez sea «abrir una tumba» y no «restaurar el orden constitucional» en Cataluña: «¡A los muertos se les respeta, a todos los muertos! No hay que abrir ni la tumba de Franco ni la de la ‘Pasionaria’ ni la de Sabino Arana, ¡la historia y a los muertos se les respeta!».

Abascal se ha referido a los graves incidentes ocurridos esta semana en Barcelona y otras localidades catalanas. Ha trasladado su apoyo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por enfrentarse «a gente que practica el terrorismo impunemente y con la complicidad del Gobierno de la Generalitat». Ha denunciado la «dejación de funciones» del Gobierno por no autorizar la intervención de la Guardia Civil en apoyo a Mossos y Policía Nacional, «que tienen enfrente a gente que quiere acabar con sus vidas». Abascal ha proclamado que su primera medida como presidente de Gobierno tras el 10-N sería «detener a Torra y ponerlo a disposición judicial».

Ha abogado por un cambio legal que permita reconducir la situación que la violencia generó en territorios como el País Vasco y que ahora está precipitándose en Cataluña: «Cada vez maś personas me dicen que están abandonando Cataluña para instalarse en otros lugares», ha asegurado. Por ello, el dirigente de Vox ha defendido que quienes hubieran tenido que abandonar su tierra «deberán tener derecho a votar en su tierra para que el totalitarismo que les expulsó no consiga sus objetivos».

También se ha referido a la sentencia del procés, que ha demostrado según el líder de Vox, que Sánchez es «un colaborador con los golpistas». Ha asegurado que la cultura «progre» que impulsan pretende «deslegitimar la Transición, la Monarquía y derribar la Cruz que representa a muchos españoles».

Abascal no ha olvidado su tradicional discurso social referido a la inmigración. Ha subrayado que los españoles deben ser los primeros beneficiarios de las ayudas sociales y después los inmigrantes, pero en su lugar de origen, «es mejor para ellos y mejor para nosotros». Ha cuestionado los mensajes que sitúan a la inmigración como solución a la sostenibilidad de las pensiones, «es un discurso que nos dice que no tengamos hijos y que ya vendrán los que saltan la valla para pagarlas».

El ‘efecto Vox’

En el acto también ha intervenido Javier Ortega Smith, quien ha relatado a los presentes la presencia de los alborotadores y la inacción de la Ertzaintza ante «una concentración ilegal». Ha apuntado que mientras intentaba que se disolviera la concentración se ha producido la primera carga de la policía y ha activado «el efecto Vox»: «!No sabéis cómo corrían¡», a lo que el público presente ha respondido coreando «¡Bravo, bravo!».

Ortega Smith ha señalado que la «colección de traidores» de la nación es la que está ocasinando que se estén «incendiando» las calles de muchas ciudades españolas. Ha acusado al «gobierno de traidores de la Generalitat, los líderes del golpismo» de lo que está sucediendo. «¡Puigdemont, a prisión, Puigdemont, a prisión», ha coreado el público presente.

El acto, que como es tradiciobal se ha cerrado con el himno nacional, ha contado además con la intervención de Ivan Espionosa de los Monteros y de la candidata de Vox al Congreso por Vizcaya, Nerea Alzola.