Lo que había comenzado como una protesta pacífica en el centro de Barcelona, en el marco de una concentración convocada por ANC y Òmnium ha derivado en otra noche de violencia, fuego y batalla campal entre radicales convocados por los CDR al término de la anterior en la Jefatura de la Policía de Barcelona, en plena Vía Laietana.

Un mosso d’Esquadra ha resultado herido grave este sábado por la noche durante los incidentes en el centro de Barcelona. El agente ha sido trasladado a un hospital, según han informado fuentes policiales, con un posible fractura en la rodilla tras caer desde un furgón.

Además, la enésima noche de enfrentamientos entre independentistas y fuerzas de seguridad -Policía Nacional y Mossos d’Esquadra en conjunto- se ha saldado con al menos 30 heridos -uno de ellos una periodista que ha sido alcanzada con una pelota de foam- y tres detenidos.

Según informa el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), los sanitarios han atendido a 30 ciudadanos, de las cuales seis han requerido traslado.

La convocatoria de los radicales tenía como objetivo «devolver las pelotas» que había disparado la Policía en anteriores disturbios, y ha finalizado con varias cargas de los agentes tras horas apeados tras los escudos y aguantando lanzamiento de todo tipo de objetos -petardos, piedras, latas de cerveza llenas y vacías o botellas de cristal- al grito de «fuera fuerzas de ocupación» o «puta España».

El grueso de los manifestantes se ha concentrado en la propia Via Laietana y aledaños, aunque los agentes han conseguido replegarlos.

Como la semana pasada, hay barricadas prendidas en varios puntos de la ciudad, como en Plaza Cataluña o puntos clave como el paseo de Gracia. Los Mossos han recomendado a turistas y residentes que no se acerquen a las inmediaciones de los puntos más tensos.