Política

Policías enviados a Cataluña piden a la JEC que se amplíe el plazo para votar por correo

El SUP denuncia que la improvisación del Gobierno en el envío de efectivos policiales a Cataluña para defender el proceso electoral impide a centenares de agentes ejercer su derecho al voto en las elecciones generales del próximo domingo

Un grupo de antidisturbios, parapetados tras unos contenedores junto a la Plaza de Urquinaona (Barcelona) en medio de un manto de piedras durante los altercados de octubre.

Un grupo de 'antidisturbios', parapetado tras unos contenedores junto a la Plaza Urquinaona (Barcelona) durante los altercados del 18-O.

La cuarta semana de protestas en Cataluña como respuesta a la sentencia del ‘procés’ ha quedado inaugurada este lunes con nuevas convocatorias por parte de colectivos independentistas que preparan boicots en una semana decisiva, con la visita del Rey Felipe VI a Barcelona y la celebración de elecciones generales como focos centrales para los actos de protestas en los que se prevé que se reproduzca la violencia de los últimos días.

Y Cataluña se convertirá en los próximos días en un búnker para proteger el proceso electoral. Para ello se ha desplegado a cerca de 1.500 efectivos, según cifras del Sindicato Unificado de Policía (SUP), pero a 400 de ellos -antidisturbios y UPR- se les comunicó su nuevo destino «en los últimos días», por lo que «serán muchos los agentes que se verán privados de ejercer su derecho al voto» en las próximas generales, denuncia el sindicato, que lamenta que la improvisación del Gobierno en el envío de las fuerzas de seguridad a este territorio termine privando a estas personas de ejercer un derecho fundamental.

«Este despliegue era desconocido para sus integrantes con la suficiente antelación puesto que obedece a un sistema de relevos de diferentes Unidades que sólo es controlado y diseñado por los máximos responsables de Policía Nacional», advierte el SUP en un comunicado, lo que ha impedido «a muchos compañeros» solicitar el voto por correo.

Por ello y a través del mencionado escrito, el sindicato ha solicitado a la Junta Electoral Central (JEC) una ampliación del plazo de petición de la papeleta electoral con el fin de que estos funcionarios estén en igualdad de condiciones y puedan ejercer su derecho al voto, amparándose en la Ley Orgánica 9/2015. El SUP pide que, «dado que se encuentran desplazados en Cataluña», se tramite la documentación electoral pertinente a través de la Delegación y Subdelegaciones del Gobierno en Cataluña.

«Resulta paradójico que quieres protegen los derechos y libertades de los demás, por mandato constitucional, tengan que sufrir una lesión en el ejercicio de su propio derecho al voto en unas elecciones generales por circunstancias imprevistas», denuncia el sindicato policial al final del escrito.

Ya el pasado sábado, el líder de Vox en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, denunciaba esta situación a través de su cuenta de Twitter. «¿Habilitará el Gobierno un medio para garantizar su derecho constitucional al voto o lo vulnerará así directamente?», lanzaba.

Comentar ()