La Junta Electoral de Barcelona ha ordenado a las Fuerzas de Seguridad que garanticen el próximo 10 de noviembre el acceso de los votantes a la plaza de la Universidad, donde decenas de estudiantes se encuentran acampados desde hace días en protesta por la sentencia del procés.

El órgano busca que se garantice que quienes acudan a votar puedan hacerlo, por lo que pide que el paso al colegio electoral de dicha plaza esté «libre y expedito» el próximo domingo.

En una resolución remitida por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, la Junta Electoral Provincial ordena a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que tomen medidas a tal efecto.

Libre de símbolos políticos

Concretamente, solicitan que «se halle libre y expedito el paso hacia el colegio electoral que se corresponde con la acera montaña de la plaza y hasta el límite del inicio de la calzada destinada a los vehículos (es decir, más allá del carril bus segregado que se halla frente dicha acera), así como libre de símbolos políticos o reivindicaciones, debiéndose también garantizar que no se realizan actos de proselitismo electoral con los electores y que no se perturba su acceso al colegio, por lo que procede ordenar a las fuerzas y cuerpos de seguridad que se adopten medidas a tal efecto. Así mismo, las fuerzas y cuerpos de seguridad deben adoptar aquellas medidas que consideren pertinentes para impedir que los acampados puedan interferir con el normal desarrollo de la votación».