El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha emitido esta tarde un comunicado oficial desmintiendo las informaciones que lo vinculan con los planes de los siete CDR investigados por la Audiencia Nacional por presunto terrorismo.

Más de 12 horas después de que se levantara el secreto de sumario y se hicieran públicas las declaraciones de los investigados ante el juez, la Oficina del President ha emitido un comunicado en el que no solo «desmiente» las informaciones publicadas, sino que afirma además que «no da ninguna credibilidad» a las noticias derivadas del sumario y las investigaciones de la Guardia Civil.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

«Ante las informaciones publicadas» reza el escueto comunicado, el president «desmiente y no da ninguna credibilidad» a esas informaciones, derivadas de la investigación de la Guardia Civil y las declaraciones de los propios investigados ante el juez instructor.

Torra añade que «no ha tenido ninguna relación con los detenidos» y ha reclamado que «se aclare bajo qué condiciones se han producido las declaraciones de los detenidos» al tiempo que «exige que se preserve su derecho de defensa».

El presidente catalán alude así a las críticas de los abogados de Alerta Solidaria, que han asumido la defensa de varios de los detenidos y han denunciado irregularidades en la detención de sus defendidos, así como en las circunstancias en las que la Guardia Civil les tomó declaración.

La izquierda independentista ha convertido a estos siete detenidos por presuntos delitos de terrorismo en nuevos «presos políticos» y víctimas de la «represión contra el independentismo». Una apreciación a la que se sumó Torra desde el día de las detenciones, asegurando que se trabaja de una operación sobredimensionada para atemorizar al independentismo ante la inminente publicación de la sentencia.