Política

La Guardia Civil, camino de La Jonquera por si se producen disturbios cuando se desaloje

logo
La Guardia Civil, camino de La Jonquera por si se producen disturbios cuando se desaloje
Gendarmes franceses tratan de desbloquear el corte de la autopista que enlaza España y Francia en el paso de Le Perthus (Francia).

Gendarmes franceses tratan de desbloquear el corte de la autopista que enlaza España y Francia en el paso de Le Perthus (Francia). EFE

Resumen:

La Guardia Civil ha enviado en la tarde de este lunes efectivos a La Jonquera (Gerona) ante la previsión de que puedan producirse disturbios cuando se desaloje el paso fronterizo y ayudar a liberar la vía de vehículos y otros obstáculos que impidan la circulación por la AP-7. El refuerzo se produce a requerimiento de los Mossos d’Esquadra y sólo intervendrán si la Policía Autonómica lo reclama.

Centenares de coches obstaculizan la citada autopista en los dos lados del paso fronterizo de La Jonquera, donde Tsunami Democràtic ha hecho un llamamiento a bloquear la conocida como la antigua frontera con Francia a través de automóviles o a pie. Los organizadores pretenden mantener esta protesta tres días -hasta este miércoles- en lo que han presentado como su «acción más ambiciosa» tras la sentencia del 1-O, dado el carácter estratégico que tiene el paso para el tránsito de mercancías.

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado a El Independiente que efectivos de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) se dirigen a la zona por si se produjeran disturbios cuando se desaloje la zona para apoyar a los Mossos d’Esquadra, así como para dejar libre la vía a fin de que se pueda restablecer la circulación en un punto estratégico para las comunicaciones entre España y Francia.

Desde hace semanas, el Instituto Armado tiene desplegados efectivos en la localidad gerundense de La Jonquera ante la previsión de que pudieran producirse disturbios cuando el Tribunal Supremo notificara la sentencia contra los líderes independentistas. Su misión es ofrecer protección en puertos y aeropuertos, según las fuentes.

Creada en junio de 1988, los GRS son las unidades de la Guardia Civil encargadas del orden público en las grandes concentraciones de personas. Ya intervinieron el 1-O de 2017 en Cataluña para intentar evitar que se llevara a cabo el reférendum ilegal en cumplimiento de las instrucciones dadas tanto por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) como la Fiscalía Superior de esa comunidad.

Los manifestantes han montado un escenario con focos y altavoces, se encuentra unos metros más arriba del cartel que indica el kilómetro 0, por lo que la acción se encuentra en terreno francés, donde la policía competente es la Gendarmerie.

Los GRS de la Guardia Civil tendrán la misión de liberar de vehículos y otros obstáculos la AP-7 para que se pueda circular

Ante esta situación, los gendarmes han iniciado una retirada de vehículos de la autopista que conecta con España, pero un centenar de manifestantes del Tsunami Democràtic se han concentrado ante sus vehículos en la zona francesa de Le Perthus (Francia) y lo han impedido. Finalmente, han negociado y han llegado a un acuerdo.

Los gendarmes han hecho un cordón ante los manifestantes, que gritan consignas como ‘Libertad presos políticos’, ‘Ni Francia, ni España, Países Catalanes’ y ‘Spain Sit and Talk’.

Las retenciones en la red viaria a ambos lados de la frontera entre España y Francia por el corte de la autopista AP-7 aumenta a medida que se prolonga la acción convocada por Tsunami Democràtic en protesta por la sentencia del procés.

Colas de cinco kilómetros

La carretera N-II, por donde se desvían los vehículos, acumula colas de unos cinco kilómetros entre Figueres y Llers y de hasta 11 en el paso de La Jonquera, ya que el corte de la AP-7 tiene lugar precisamente a su paso por esta localidad, según informa el Servei Català de Trànsit.

Además, la salida número 4 de la autopista, en Borrassà (Gerona), registra retenciones de dos kilómetros y, en la 3, la de Figueres Norte, de tres, ya que se trata de dos de los puntos en los que los vehículos deben abandonar la AP-7 por el corte de tráfico en la frontera.