La dimisión de Albert Rivera tras la debacle electoral de 10-N, que deja a Ciudadanos con 10 diputados en el Congreso, ha provocado una avalancha de reacciones alabando su decisión, pero no todo han sido buenas palabras. La crítica más contundente ha llegado de la mano de Óscar Puente, alcalde de Valladolid y miembro de la Ejecutiva del PSOE, que ha calificado a Rivera de ser «el mayor irresponsable» del país y un «ególatra patológico».

En una rueda de prensa en la sede nacional, Rivera, emocionado y arropado por sus compañeros, ha dimitido como presidente de Ciudadanos, que no recogerá su acta de diputado y que abandona por completo la vida política. «Los malos resultados son responsabilidad mía», ha afirmado.

El alcalde de Valladolid no ha tardado en reaccionar al anuncio criticando a Rivera de haberse dejado llevar por su «inquina personal» y demostrar que España «le importaba un pimiento».

Varios políticos del entorno de Ciudadanos y adversarios como Pablo Casado han lamentado, sin embargo, la dimisión del líder del partido. «Ha sido un gran político y un patriota que ha defendido la libertad y la concordia donde más difícil era. Siempre ha tenido toda mi consideración y afecto», ha expresado Casado en Twitter. También Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía y del PP-A, ha manifestado que la política «pierde» con la marcha del hasta ahora líder de Cs, una persona «comprometida con la defensa de la unidad de España y que siempre ha trabajado con honestidad para mejorar nuestro país».

El que fuera portavoz económico de Ciudadanos Toni Roldán ha valorado este lunes que el presidente del que fuera su partido: «Ha pagado sus errores y le honra marcharse ahora», ha escrito Roldán en un comentario publicado en su cuenta personal de Twitter y recogido por Europa Press.

Roldán, que abandonó las filas de Ciudadanos el pasado mes de junio criticando el giro a la derecha de la formación naranja, ha destacado que Rivera ha sido «un líder excepcional y un luchador incansable que logró algo que nadie había conseguido antes: articular un gran centro político en España».

Por su parte, Edmundo Bal, portavoz adjunto y fichaje estrella de las pasadas elecciones, ha reconocido que nunca ha conocido a nadie «más honesto y más valiente» que Rivera. «Amigo mío, te juro que lo voy a dar todo por mi país y que vas a estar orgulloso de mí», ha comentado en su perfil de Twitter.