España | País Vasco | Política

El Gobierno Urkullu, preocupado por un posible "aluvión de recursos" de Vox a sus leyes

La formación de Santiago Abascal subrayó la noche electoral que ahora tendría la capacidad de recurrir normas ante el Tribunal Constitucional al superar los 50 escaños.

El lehendakari Iñigo Urkullu, juntos a miembros de su gobierno se dirigen al Parlamento Vasco. EFE

Fue uno de los mensajes que el líder de Vox, Santiago Abascal, no descuidó desde la tribuna triunfal de la noche electoral del pasado domingo. Haber logrado 52 escaños en la Cámara Baja, más del doble que el 28-A, abría la puerta a su partido a recurrir normas y leyes ante el Tribunal Constitucional, una herramienta que el partido de extrema derecha ya se ha mostrado dispuesto a emplear. Y en el Gobierno vasco han alzado la voz. El portavoz del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, Josu Erkoreka, ha mostrado hoy su inquietud ante el posible «aluvión de recursos» que Vox pueda presentar contra normas y leyes aprobadas en el País Vasco.

Erkoreka ha lamentado que el aumento de presencia en el Congreso de los Diputados no sólo puede «contaminar» la vida política en España sino «interferir» en la producción legislativa de comunidades autónomas como Euskadi. Vox se ha mostrado crítico con determinadas normas en vigor y otras ahora en proceso de tramitación en el País Vasco, como la relativa la reparación de víctimas de abusos policiales -para la que el Gobierno vasco reserva 1,2 millones de euros en su proyecto de presupuestos para 2020-, a la que se prepara para un nuevo estatuto vasco o las leyes relativas al modelo educativo vasco o del Concierto Económico, entre otras.

El portavoz de Urkullu ha considerado que es «preocupante» el amplio respaldo alcanzado por Vox, en especial por la actitud de rechazo que viene manifestando «contra el autogobierno vasco». Ha calificado de «planteamiento involucionista» los manifestados hasta ahora. Ha añadido que sería «chocante» que un partido sin representación en la Comunidad Autónoma Vasca pueda recurrir algunas de las leyes que definen el actual marco de convivencia en Euskadi y que suscitan amplios consensos en la sociedad vasca.

El portavoz del Gobierno vasco ha lamentado que las elecciones del pasado domingo hayan aflorado un Parlamento «más polarizado y más fragmentado» y con ello, «más difícil de gobernar»: «Son 16 formaciones, con la posibilidad de formar hasta diez grupos parlamentarios diferentes será algo particularmente difícil».

Erkoreka se ha desmarcado de Vox señalando que no comparten con la formación de Abascal ni su modelo social, ni territorial, «ni su forma de hacer política». Ha señalado que la clave de la legislatura que ahora comienza no será ver lo que haga Vox «sino la actitud que el resto tengan ante Vox».

Comentar ()