Política

Diputados de la CUP ocupan la consellería de Trabajo para protestar contra ERC

La plataforma 'Aturem la Llei Aragonès' ocupa la sede de la calle Sepúlveda de Barcelona de la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat EUROPA PRESS

Decenas de personas, convocadas por la Plataforma Aturem la Llei Aragonès, han ocupado este miércoles la sede del departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias para exigir al Govern la paralización del proyecto de ley de contratos de servicios a las personas, conocida como ‘ley Aragonès’.

Los manifestantes, entre ellos la diputada de la CUP en el Parlament Maria Sirvent, se han concentrado en el vestíbulo de la consellería, donde han expresado su intención de permanecer hasta que algún representante del Govern se comprometa por escrito a «congelar» la ley de forma inmediata y negociar con las entidades sociales.

«La ocupación y la concentración seguirán en pie hasta que tengamos una respuesta por parte del Govern», ha asegurado la portavoz de la plataforma, Mar Ampurdanés, durante la protesta, en la que han puesto carteles reivindicativos en la entrada y rellano del edificio, en la calle Sepúlveda de Barcelona.

Ampurdanés ha subrayado que se trata de una cuestión «primordial y prioritaria» y ha afeado al Ejecutivo catalán que «haga llamamientos públicos al diálogo y la negociación cuando no responden a las demandas» de la sociedad civil para «hablar».

«Queremos dejar claro que o se para de inmediato la ‘ley Aragonès’ o no podemos aceptar que el Govern hable de diálogo en otros ámbitos de la política», ha señalado antes de reprochar que critiquen la ausencia de conversaciones «por parte de otros agentes» cuando «está en sus manos abrir espacios para hablar con la ciudadanía».

Sin embargo, ha insistido en que el diálogo con la Generalitat «no será posible» si antes no se comprometen a paralizar la tramitación de la ley porque, ha lamentado, «abre la puerta a la externalización a la educación, la salud o los servicios sociales».

Esta acción de protesta ha sido convocada después de que el pasado viernes la plataforma tramitara una petición formal pidiendo una reunión con el departamento y que hasta ahora no ha sido atendida.

Por eso, ante la ausencia de respuesta, han aseverado que sólo se marcharán cuando tengan garantías por escrito de que sus demandas serán atendidas: «No tenemos suficiente sólo con que vengan a hacerse la foto», ha dicho la portavoz.

La ocupación de hoy se suma a la convocatoria de manifestación que la plataforma ha organizado para el próximo domingo 17 en la plaza Sant Jaume de Barcelona, donde denunciarán lo que ven como un intento de privatizar «masivamente» los servicios públicos. 

Comentar ()