Javier Rodríguez Monasterio, apoderado de la empresa Over Marketing que habría servido al Partido Popular madrileño como vehículo para financiar irregularmente sus campañas de 2007 y 2011 por orden de Esperanza Aguirre, según sostiene el juez del caso Púnica, afirmó este jueves en la Audiencia Nacional que el gerente del partido madrileño, Beltrán Gutiérrez, le pidió que pasara una factura por sus trabajos a la empresa inmobiliaria Martinsa en la campaña de 2007.

Según Rodríguez Monasterio, apoderado de la empresa del argentino Daniel Horacio Mercado que ha reconocido ante la Justicia haber ayudado al PP a ocultar el sobrecoste de sus campañas, el ex gerente Gutiérrez le indicó que pasara una factura a la empresa presidida por Fernando Martín Álvarez, según fuentes jurídicas presentes en su interrogatorio. De esa manera se aseguraba el cobro de pagos que el partido le adeudaba desde hacía tiempo, según la versión del apoderado ante el juez de refuerzo del Juzgado Central número 6, Alejandro Abascal, y la fiscal Carmen García Cerdá.

Un método de financiación irregular del sobrecoste de las campañas que, en caso de que fuera cierto, es similar al que el PP empleó en la Comunidad Valenciana, donde hasta nueve empresarios reconocieron durante el juicio de Gürtel Valencia haber financiado al partido de Camps de esta manera, motivo por el que fueron condenados.

Aguirre volcó la responsabilidad en Gutiérrez

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 sostiene que Esperanza Aguirre «ideó» la financiación ilegal del PP para «fortalecer su figura política» y que, para ello, indicó a las personas de su círculo de confianza que contrataran a la empresa Over Marketing de Daniel Mercado para contratar las partidas de publicidad de cada una de las consejerías de su Gobierno.

El el auto en el que el juez imputó a Aguirre y a la también ex presidenta Cristina Cifuentes, sostuvo que el plan de la primera para financiar el sobrecoste de sus campañas regionales de 2007 y 2011 y las generales del 2008 en Madrid surgió de una reunión en el año 2004 en el que presentó a Daniel Mercado. En dicha reunión, celebrada en la sede del Gobierno madrileño, estaban presentes según las fiscales y el juez los ex consejeros Ignacio González, Francisco Granados y Manuel Lamela, el diputado regional Alberto López Viejo y la responsable general de Medios, Isabel Gallego.

Aguirre, sin embargo, negó ante el juez que indicara a nadie que debían contratar a las empresas de Mercado en aquella reunión, en la que, según ella, únicamente se presentó el eslógan del partido Madrid, la suma de todos. La ex presidenta madrileña descartó en sede judicial tener ninguna responsabilidad económica en el partido, para lo que se remitió a las funciones de presidencia en el estatuto del PP. Volcó cualquier responsabilidad de los pagos a Over Marketing en el gerente de la formación en Madrid, Beltrán Gutiérrez, al que ahora apunta también el apoderado de la compañía de Mercado.