Política

El juez envía de nuevo a prisión a los CDR investigados por terrorismo

La Sala de lo Penal anuló los primeros autos de prisión contra ellos por vulneración de su derecho a la defensa

La fachada de la Audiencia.

El juez que investiga a los miembros del Equipo de Respuesta Táctica (ERT) de los CDR por pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos y conspiración para la comisión de estragos ha ordenado de nuevo el ingreso en prisión de cuatro de sus miembros: Eduardo Garzón, Guillem Xavier Duch, Xavier Buigas y Alexis Codina.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional admitió sus recursos contra el auto que les envió a prisión tras ser detenidos por «falta de información esencial» sobre la causa abierta contra ellos, lo que dificultó su derecho a la defensa. La Sala anuló así los autos de prisión y obligó a repetir la vista de prisión.

Este miércoles se han celebrado de nuevo las cuatro vistillas contra los CDR investigados, entre otras cosas, por tratar de asaltar y ocupar el Parlament días antes de la publicación de la sentencia del procés. Según la investigación, el grupo de radicales independentistas también formaban parte de una estrategia global para alcanzar la independencia de Cataluña capitalizando la «lucha callejera».

La Fiscalía ha solicitado que continúen en prisión por la gravedad de los indicios recogidos contra ellos y porque considera que continúa habiendo riesgo de reiteración delictiva y de fuga. El juez Manuel García Castellón ha acordado enviarles a prisión finalmente.

Trabajó con explosivos

Otros dos miembros de los CDR también investigados por terrorismo, Jordi Ros y Ferran Jolis, solicitaron su libertad directamente ante la Sala, sin pasar por una vista de medidas cautelares.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal también acordó este miércoles enviarles de nuevo a prisión y recogió en el auto los indicios contra ellos. En el caso de Jordi Ros, él mismo reconoció durante su declaración en sede judicial que trabajó con «sustancias explosivas e incendiarias» justificando que eran «para experimentar». En cuanto a Ferran Solis, los magistrados recuerdan los indicios de su pertenencia a una organización terrorista que pretendía «subvertir el orden constitucional».

Te puede interesar

Comentar ()