Más de una hora después de que terminara la primera reunión entre PSOE y ERC para investir a Sánchez presidente, el PSOE ha un comunicado (conjunto con el PSC) en el que resalta » la existencia de diferencias pero también de puntos de encuentro», y en el que apuestan por la «voluntad compartida de diálogo» para «encauzar el conflicto político en Cataluña». Igualmente, para «desencallar la formación de Gobierno» entre PSOE y Unidas Podemos. Sin embargo, Esquerra, en otro comunicado, ha manifestado de nuevo el ‘no’ a Sánchez.

En el comunicado socialista se habla de «entendimiento institucional». La mención al «conflicto político» tras las condenas por sedición y malversación a los líderes del procès que declararon la independencia en otoño de 2017 dará que hablar. El comunicado apenas tiene tres párrafos y emplaza a los actores a seguir hablando la semana que viene, el martes 3 de diciembre.

ERC también alude en su texto a la «naturaleza política» del procès, pero reconoce la creación de un «punto de partida común al constatar la necesidad de abordar políticamente un conflicto que es, esencialmente, de naturaleza política». Esquerra reclama un «diálogo abierto y sincero».

Los participantes en la reunión («una primera aproximación») han sido Adriana Lastra, el secretario de Organización José Luis Ábalos y Salvador Illa, responsable de Organización del PSC. Por ERC Gabriel Rufián, Marta Vilalta y Josep María Jové, los dos últimos considerados duros. Nadie ha hecho declaraciones, prueba de la tensión que rodea a las conversaciones.

Ataque al PP

El texto del PSOE apuesta por la «estabilidad política necesaria» y gravita también en torno a otras cuestiones sociales, como » una agenda de derechos sociales», recuperar «derechos civiles y laborales cercenados por los gobiernos del Partido Popular» o abordar «la situación industrial en Cataluña y en el conjunto de España, en particular el sector de la automoción».

«La reunión de hoy», concluye la carta, «que se ha producido en un ambiente de diálogo constructivo y con voluntad de entendimiento, es un primer paso para sacar al país de la situación de bloqueo en la que se encuentra en este momento y dar a España el Gobierno progresista que han elegido los ciudadanos».

El encuentro, que ha durado casi tres horas, arrancó a las 17 horas en medio de guiños del Gobierno a los republicanos: la vicepresidenta Carmen Calvo tildó a ERC de «izquierda histórica»