Política

La ANC abre la guerra con Foment y crea su propia patronal patriótica

Elisenda Paluzie, en la presentación de la nueva patronal patriótica ANC

Tras la web que fomentaba la contratación con «empresas patrióticas» y comprometidas con el proceso independentista llega ahora la «patronal patriótica». La Asamblea Nacional Catalana (ANC) de Elisenda Paluzie tiene claro que una de las principales debilidades exhibidas por el proceso independentista en octubre de 2017 fue la falta de control sobre los resortes económicos.

Y está decidida a solventarlo tomando las riendas de las instituciones que, como la Cámara de Comercio de Barcelona, están a su alcance, y boicoteando a las que se resisten a su empuje. Como las grandes multinacionales, con campañas de contratación con empresas patrióticas, o la patronal, con la que ahora quiere competir.

Así lo anunció la propia Paluzie este miércoles, en la presentación de la asociación empresarial Anem x Feina, que «pretende aglutinar el tejido empresarial comprometido con Cataluña». La organización nace con la adhesión de 500 empresas y con delegaciones en Sort, Manresa, Tortosa y la Bisbal del Penedès, además de las cuatro capitales catalanas. Y pretende convertirse en la «patronal independentista» como la define la propia ANC, con el objetivo de «fortalecer la sociedad catalana para el próximo embate con el Estado», ha explicado Paluzie.

El también dirigente de la ANC David Fernández ha destacado que la entidad independentista había «detectado un hueco» en el ámbito patronal, lo que les ha llevado a crear «la primera patronal desacomplejadamente independentista».

De hecho la aspiración independentista de controlar el ámbito patronal viene de antiguo. Joan Canadell, actual presidente de la Cambra gracias al apoyo de la ANC, ya intentó tomar el poder de Pimec, la patronal tradicionalmente más próxima al nacionalismo, desde el Cercle Catalá de Negocis, pero abandonaron esta patronal en 2014 tras perder la batalla por la presidencia frente al incombustible Josep González. Y la patronal vallesana CECOT, que Antoni Abad erigió en su momento como patronal independentista para que el gobierno de Carles Puigdemont avalara su asalto al poder de Foment del Treball, también se ha desmarcado en los últimos tiempos de un movimiento centrado en la «respuesta en la calle» que tiene claros efectos negativos sobre la economía.

Además, tanto CECOT como Pimec se alinearon hace unos meses con Foment en contra de la primera parte de la campaña de la ANC. Bajo el eslogan de «consumo estratégico» la ANC creó una web en la que se listaban, por un lado, las empresas comprometidas con la causa independentista y, por otra, las que abandonaron Cataluña tras el 1-O, para fomentar la contratación de servicios con las primeras en detrimento de las segundas.

Fue el primer paso de la campaña Eines de País, en la que se inscribe también la exitosa candidatura de Joan Canadell a la Cambra, que preside desde la pasada primavera. Entidad desde la que esta semana ha reclamado que se condicione la investidura de Pedro Sánchez a destinar todas las inversiones en infraestructuras a Cataluña durante la próxima legislatura.

Te puede interesar

Comentar ()