El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero, aún deben 467.657 euros del préstamo hipotecario de 540.000 euros que pidieron en mayo del año pasado para comprar a medias la casa de Galapagar (Madrid) en la que viven.

Así consta en las respectivas declaraciones de bienes que han presentado en el Congreso con motivo del inicio de la nueva legislatura, y según las cuales ya han amortizado más de 72.000 euros de su hipoteca. 8.000 desde las anteriores declaraciones que presentaron en junio, tras las elecciones generales de abril.

La compra de su chalé en mayo de 2018 desató una fuerte polémica que les llevó incluso a realizar una consulta a las bases de Podemos para dirimir si debían seguir desempeñando sus cargos o debían dimitir.

En aquel momento, los dos principales dirigentes de Podemos defendieron la compra de su casa y argumentaron que sus ahorros y sus sueldos, equivalentes cada uno a tres salarios mínimos -el tope que fija el partido para sus cargos públicos- les permitían hacer frente a la letra de 1.600 euros de la hipoteca a 30 años que habían contratado.

Además de esta vivienda, Iglesias también ha declarado una segunda propiedad en Ávila -ya quedó registrada en anteriores declaraciones-, de la que es propietario al 100 por cien, 114.000 euros depositados en cuentas bancarias, una motocicleta adquirida en 2012 y un nuevo vehículo. Además, declara una percepción de 46.460 euros procedentes de actividades económicas.

En cuanto a Montero, la ‘número dos’ de Podemos añade a la propiedad de Galapagar otras dos viviendas, un almacén, una finca urbana y otra rústica, todas al 50 por ciento y con fecha de adquisición en octubre de 2018 fruto de una herencia. A estas múltiples propiedades suma 120.000 euros en diferentes cuentas corrientes y el turismo que adquirió en 2018.

Nuevas declaraciones de bienes

El Congreso ha vuelto a publicar las declaraciones de bienes y rentas de los diputados y son prácticamente las mismas que las de hace unos meses. Las novedades: el ahorro generado por Santiago Abascal o los nuevos coches de Pablo Iglesias y Marcos de Quinto.

La comparativa entre las declaraciones que presentaron los diputados electos tras los comicios del 28 de abril y las que acaban de publicarse (obligatorio tras las elecciones del 10N) arroja algunas diferencias.

Así, el presidente en funciones, líder del PSOE y ganador de las elecciones, Pedro Sánchez, ha conseguido aumentar el dinero en sus cuentas corrientes en algo más de 3.000 euros: de los 40.470 que tenía a los 43.956 que tiene.

La cotización de sus acciones ha bajado levemente, unos 1.000 euros, así como la deuda de sus hipotecas, como es lógico tras el paso de los meses.

Si a Sánchez le ha menguado el valor de sus acciones, al líder del PP, Pablo Casado, le ha sucedido lo contrario: en la declaración de mayo su valor era de 18.923 euros, y ahora es de 19.786.

Una de las novedades más llamativas aparece en la declaración del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ya que el dinero que tenía depositado en sus «cuentas individuales» ha bajado considerablemente.

Hace unos meses guardaba ahorrados en éstas casi 23.000 euros, y ahora figuran 6.541 euros.

La respuesta al por qué de esta caída se encuentra en el capítulo de «vehículos, embarcaciones y aeronaves», ya que la moto que compró en 2012 está ahora acompañada por un turismo adquirido este año, no consta qué modelo. En la declaración de mayo incluyó un turismo también, pero matriculado en 2017.

Fuentes del entorno de Iglesias han confirmado a Efe este cambio de vehículo por «razones familiares».

Marcos de Quinto

El diputado de Cs Marcos de Quinto, el que más renta y patrimonio declaró tras las elecciones del 28A, también ha enseñado un cambio en sus propiedades.

En mayo declaró dos Porsches 911, uno comprado en 1999 y otro en 2018; dos motos Harley Davidson, de 2007 y 2017; un VW Polo, un Citröen, cinco motos, un quad, un velero y cinco vehículos de campo a nombre de sus sociedades.

En noviembre ha declarado lo mismo, pero ya no figura la Harley de 2017, sino un Toyota Land Cruiser adquirido este año.

Su declaración muestra novedades en el capítulo de las acciones que posee en diversas sociedades: las de la empresa de la que tiene el cien por cien, «Quintvs SL», se valoraban en 765.196 euros hace unos meses, y ahora esa cotización, en referencia de 2018, alcanza los 1,8 millones.

Durante este año se ha hecho además con el 1,5 por ciento de las acciones de «una start-up tecnológica», cuyo valor se ha cifrado en los 60.000 euros.

Mantiene su amplio patrimonio inmobiliario y en alquiler, como un chalé en Madrid, otro en Málaga, un apartamento en Nueva York y un piso en Lisboa.

Santiago Abascal

El presidente de Vox, Santiago Abascal, tenía en el banco, en mayo, más de 13.300 euros y ahora tiene 44.143, mucho más que lo que declara el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, quien conserva en dos cuentas de la Caja de Ingenieros 7,15 euros. La remuneración del Congreso es de 85.719 euros, según publica.

Una de las novedades de esta XIV legislatura es Íñigo Errejón, quien declara unas retribuciones dinerarias de 44.403 euros. Su ahorro en el banco asciende a poco más de 36.000 euros.