Es 28 de diciembre y vuelan las balas por las redes sociales. Odegaard se va cedido al Manchester City, Pedro Sánchez fichará a Errejón como ministro… cada uno con su inocentada y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, con la suya propia.

«Un gran fichaje para Madrid», ha tuiteado el regidor enlazando a un artículo de la web Somos Malasaña en la que se anunciaba el fichaje de Greta Thunberg como asesora del Ayuntamiento en materia de Medio Ambiente. «La activista sueca diseñará junto al equipo de Almeida y Villacís la estrategia ambiental de Madrid para lo que queda de legislatura», decía el texto de la noticia satírica.

Almeida ha entrado en el juego y ha ‘celebrado’ el fichaje de la activista, a la que no recibió oficialmente en su visita a Madrid con motivo de la pasada Cumbre del Clima.

De hecho, el alcalde no escatimó en dardos a la joven sueca, a la que afeó su despliegue de medios antes de llegar a Europa en un catamarán procedente de Estados Unidos: «No sé si el resto del mundo podría tener las posibilidades de viajar como Greta»