Quim Torra no aceptará un diálogo con el Gobierno que no incluya el reconocimiento de Cataluña como un sujeto político y el ejercicio del «derecho de autodeterminación» en un referéndum. Así lo ha advertido el mismo día en que Esquerra confirmaba su apoyo a la investidura de Pedro Sánchez a cambio de una mesa de negociación entre Gobierno y Generalitat sobre el «conflicto catalán».

«El diálogo significa contenidos concretos y compromisos», ha advertido Torra en su mensaje institución de Fin de Año. «Sin un compromiso para dar la palabra a la ciudadanía sobre el futuro político de Cataluña, no hay diálogo honesto, sino sólo voluntad de tapar agujeros con parches caducos».

El presidente de la Generalitat y miembro de JxCat ha lanzado esta advertencia oficialmente una hora después de que la ejecutiva de ERC oficializara su apoyo a la investidura, aunque lo cierto es que el mensaje se ha grabado horas antes.

«Diálogo quiere decir también reconocimiento» ha insistido Torra, refiriéndose directamente a la bilateralidad que también ha exigido ERC en sus negociaciones con el PSOE y al «respeto por los sujetos políticos con derechos y deberes». Esto es, exigiendo el reconocimiento de Cataluña como sujeto político en pie de igualdad con el Gobierno español.

«No hay ninguna solución real para Cataluña que no implique reconocer el derecho de autodeterminación y su ejercicio» ha concluido, añadiendo que «no podemos volver a caer en la trampa de auto engañarnos a nosotros mismos».

Inhabilitación del TSJC

En su intervención, el presidente catalán se ha referido también a su inhabilitación, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) le condenara por desobediencia tras negarse a retirar una pancarta en favor de los presos pese a las reiteradas exigencias de la Junta Electoral.

Torra ha insistido en su negativa a aceptar la sentencia del TSJC, acusando además al tribunal de haber pretendido atacar en su persona a toda Cataluña. «No han querido inhabilitarme a mi» ha asegurado, «con esta sentencia, que estaba escrita de antemano, querían inhabilitar al presidente de Cataluña».

Torra ha asegurado, en este sentido, que al president «lo nombra y lo cesa el Parlament» y ha asegurado que no permitirá que un tribunal «y aún menos una junta política» -ha añadido en referencia a la Junta Electoral- «suplante la soberanía de los catalanes».

Lo que no ha aclarado Torra es si esto pasa por la convocatoria de elecciones anticipadas en Cataluña o por su sustitución por otro miembro del Govern, como él mismo ha denunciado estos días en un chat de dirigentes de JxCat.