Política

El nuevo 'catering' del Falcon: Sánchez duplica el gasto en solomillo, pulpo y pasteles

Pedro Sánchez, antes de subir al bordo del Falcon. MONCLOA

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha duplicado el gasto en alimentos como pulpo, ibéricos, solomillo, tofu, pollo y una gran variedad de postres a bordo de los aviones oficiales del Gobierno y de la Casa Real, tanto en el Falcon como en el Airbus A310 y que disfrutarán los integrantes del previsible nuevo Gobierno de coalición entre los socialistas y los dirigentes de Unidas Podemos.

En concreto, según adelanta La Información, el Ministerio de Defensa ha sacado a concurso el contrato del servicio de alimentación para estos medios de transporte con un presupuesto base de 80.000 euros para un período de cinco meses y medio. El anterior contrato fue adjudicado por 120.000 euros pero por un año, lo que supone un incremento de más de un 45% en comparativa.

La decisión, que se licitó el pasado 31 de diciembre a través del Plan Anual de Contratación de Defensa (PACDEF), llega después de conocerse que el Gobierno en funciones duplicó también el presupuesto destinado en bebidas alcohólicas y snacks en los cinco aviones Falcon, contemplando un gasto para estos productos de 40.000 euros anuales frente a los 20.000 que se empleaban hasta la fecha. La licitación, además de Coca-Cola, Nescafé o cacahuetes Eagle incluía vinos Ribera del Duero -de hasta 30 euros la botella-, Brandy Carlos I -25,55 euros por unidad- o whisky de 12 años Cardhú, por 23,50 euros.

En este caso, la carta de productos de alimentación a bordo de los Falcon que podrán degustar los ministrables incluye bandeja de frutas de temporada -el servicio las prepara ya cortadas y peladas- o surtido de bollería a degustar para desayunar; y hasta medio centenar de platos para almorzar, como dorada a la plancha con espinacas; pulpo; lomo de bacalao con salsa gallega; salmón con salsa cremosa al limón; solomillo de cerdo ibérico con risotto; y una larga lista de ensaladas, como las elaboradas con tofu, quinoa y lechuga.

El menú también incluye un extenso apartado de postres, entre los que se incluyen pastel de mandarina de cava; o fresones. Desaparecen de la carta anterior, no obstante, platos como pechuga de pollo con salsa de soja; verduras al vapor; o ravioli con espinacas y queso gratinado.

Comentar ()