Política

Casado pide a Sánchez que active el 155 ante la desobediencia de Torra

En caso de que el presidente del Gobierno no actúe, el PP amaga con llevarle a los tribunales "como hicimos con Torra"

logo
Casado pide a Sánchez que active el 155 ante la desobediencia de Torra
Casado, junto a Álvarez de Toledo, en el debate de investidura

Casado, junto a Álvarez de Toledo, en el debate de investidura EFE

Resumen:

El desafío independentista ha consumido buena parte del discurso del líder de la oposición, Pablo Casado, en esta primera sesión del debate de investidura y, sobre todo, por los acontecimientos de las últimas horas, una vez que la Junta Electoral Central ha confirmado que la inhabilitación de Quim Torra debe aplicarse con carácter inmediato. Es por ello que Casado ha rescatado el discurso de la aplicación del 155, esto es, de la intervención de la Generalitat catalana ante la «desobediencia manifiesta» del presidente del ejecutivo autonómico.

Así, Casado ha exigido a Sánchez que «aplique» la constitución en Cataluña para restaurar la legalidad de un presidente inhabilitado que ha dicho expresamente que no reconoce la legitimidad de más órgano que el Parlament, que, precisamente, celebra esta tarde pleno a las cinco de la tarde. «Va a permitir tener un presidente en rebeldía», ha dicho, para animarle a «iniciar el requerimiento de incumplimiento y aplicar el 155». En caso contrario, cree el PP que Sánchez prevaricaría, por lo que lo llevarían ante la Justicia «como hicimos con Torra».

¿Ha dormido bien?», le ha preguntado Casado a Sánchez

Casado ha arrancado su intervención con un interrogante: «Señor Sánchez ¿usted ha dormido bien o le pasa como a ese 95 por ciento de españoles que dijo que no dormirían con el pacto de gobierno que usted ha tenido la vergüenza de traer a esta Cámara. Ha traído un gobierno de pesadilla que será su epitafio político», se ha despachado recuperando su perfil más duro, previo al de las elecciones del 28-A.

Tras acusarle de mentir «impúdicamente» y recordar todas las andanadas de Sánchez contra Podemos y contra ERC, le ha tachado de ser “una mentira andante, un presidente fake” y de haberse «colocado en el lado equivocado de la historia». «Usted trae el acuerdo que ha buscado y deseado, no el que no tenía más remedio. Todo lo ha hecho para que esto acabara así», ha proseguido. Ha negado que se exista un conflicto territorial o político, sino otro de índole «moral».

Después «de un mes berlanguiano y sin preguntas», recuerda que en su última reunión en Moncloa solo le exigió que se abstuviera «para hacer vicepresidente a Iglesias y su cuaderno de bitácora con los independentistas». En definitiva: «¿Cuándo se jodió el socialismo constitucional?».

Discurso «guerracivilista»

Cree Casado que el discurso de Sánchez «da miedo y es guerracivilista» y ha pasado a replicar algunas de las propuestas programáticas como la lucha contra el fraude fiscal. En este sentido le ha invitado a mirar a la bancada azul de sus ministros «con las irregularidades patrimoniales y sociedades opacas para eludir el pago de impuestos».

Cosa difícil, en todo caso, pues a tenor del discurso del aspirante a la presidencia del Gobierno su intención declarada es «retomar la senda de la política, dejando atrás la judicialización del conflicto», lo que aleja toda posibilidad de que el ejecutivo que salga de esta investidura -con el permiso de ERC- se plantee en ningún momento y pase lo que pase, la suspensión de la Generalitat como sí secundó el PSOE en el año 2017.

«¿Por qué hace esto?», le ha espetado. «Se ha convertido en el líder de la coalición que quiere acabar con la España constitucional», esto es, un intento de cambio institucional que, en todo caso, ha dicho Casado, no pasará por la destrucción de la nación «porque España es mucho más y nosotros seremos un dique de contención».

El PP evitará el intento «de derribo institucional» y lo peleará en los parlamentos, ayuntamientos, calles, tribunales… «No habrá recurso que no utilicemos para que usted no pueda acabar con España y, no les quepa duda, ganaremos y ustedes perderán». En definitiva, ha dibujado un panorama catastrófico con un discurso en el que lo único que ha faltado ha sido llamarle «felón».

Comentar ()