Política

Puigdemont reclama al PSOE que vote contra el suplicatorio y no descarta pisar suelo español

El gobierno catalán y las cúpulas de ERC y JxCat acuden a Estrasburgo para celebrar el estreno de Puigdemont en el Parlamento Europeo

Carles Puigdemont y Toni Comín en el Parlamento Europeo. @krls (twitter)

Carles Puigdemont confía en que el pacto alcanzado por PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez lleve a los eurodiputados socialistas españoles a promover el voto contrario al suplicatorio del Tribunal Supremo ante el Parlamento Europeo para que permita procesar al ex presidente catalán fugado. Así lo ha afirmado a su llegada a la sede del Europarlamento en Estrasburgo, donde hoy se estrena como eurodiputado junto a Toni Comin.

«Estoy convencido de que los eurodiputados socialistas españoles harán caso a su jefe filas, que prometió la desjudicialización de la política» ha afirmado Puigdemont al ser preguntado por el suplicatorio que ya ha anunciado la justicia española. «Estoy convencido de que serán coherentes y no apoyaran el suplicatorio, si hay tiempo nuevo en la política española se tiene que ver ahora».

Eufórico tras estrenarse como eurodiputado, Puigdemont ha asegurado tras su participación en el pleno del Parlamento Europeo que «no descarta» pisar suelo español. Preguntado sobre esta posibilidad, en una comparecencia posterior al pleno, el ex presidente fugado ha asegurado de hecho que su entrada en España «sería conveniente» también para que el Estado demuestre su respeto a las normas europeas.

Sería conveniente para España que pudiéramos pisar territorio estatal» asegura Puigdemont

«Si la inmunidad rige, España la tiene que proteger y respetar. Si no, estamos en un escenario de consecuencias imprevisibles, sería conveniente para España que pudiéramos pisar territorio estatal» ha señalado Puigdemont. Ha negado, sin embargo, que vaya a trasladar su residencia a Perpiñán. Mantendrá su cuartel general en Waterloo, en la «casa de la república» aunque ha anunciado su intención de abrir una representación en Barcelona o sus inmediaciones.

Puigemont ha denunciado además la ausencia de Oriol Junqueras en ese pleno «porque un Estado miembro, España, no respeta las reglas del juego que nos hemos dado entre todos». El ex presidente fugado ha asegurado que su acceso a la eurocámara es la culminación de dos años de esfuerzos tras «ser destituidos de forma ilegítima» con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, tras la declaración unilateral de independencia.

«Si la Unión Europea fuera realmente una unión de derechos y libertades, Junqueras estaría aquí, porque tiene los mismos derechos que nosotros» ha concluido.

Torra reclama a Sánchez la «desjudicialización»

«Palabras como diálogo y desjudicialización se tienen que llenar porque sino estamos falseando lo que la ciudanía quiere», ha advertido por su parte el presidente de la Generalitat. Quim Torra, se ha dirigido directamente al Gobierno para reclamar que haga efectiva la promesa realizada durante el debate de investidura para conseguir los apoyos de Esquerra. Lo ha hecho desde Estrasburgo, donde el grueso del gobierno catalán, el presidente y parte de la Mesa del Parlament y las cúpulas de JxCat y ERC se han concentrado para celebrar el estreno de Carles Puigdemont y Toni Comin como eurodiputados, esta tarde, en el pleno del Parlamento Europeo.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha lamentado por su parte la ausencia de Oriol Junqueras y ha anunciado recurso contra la decisión del presidente de la Eurocámara, David Sassoli, de retirarle sus credenciales. «No dejaremos de batallar porque tenemos la razón» ha denunciado Torrent, «se tiene que hacer justicia, hoy Junqueras tendría que ocupar su escaño».

En declaraciones ante al prensa, Torra ha criticado la ausencia de Oriol Junqueras, cuya cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea está en el origen del reconocimiento de los tres líderes independentistas como eurodiputados. El TJUE dictaminó el pasado diciembre que Junqueras, y por tanto también Puigdemont y Comin, son eurodiputados desde el momento en que se proclamaron los resultados de las elecciones europeas, indepedientemente de que no hayan completado los trámites que fija la Ley electoral española.

En el caso de Junqueras, sin embargo, el Tribunal Supremo respondió el pasado viernes a esa decisión del TJUE acatando la nueva doctrina, pero señalando que el líder de ERC ha sido condenado ya en sentencia firme a 13 años de inhabilitación para cargo público, por lo que no puede acceder a la condición de eurodiputado. El Parlamento Europeo ha tomado nota de la decisión del Supremo, suspendiendo la acreditación de Junqueras, mientras espera el suplicatorio en el caso de Puigdemont y Comin que hoy harán uso por primera vez de sus prerrogativas como eurodiputados.

Torra se ha referido a esta situación para recriminar a Pedro Sánchez la aparente falta de efectividad de su promesa de «desjudicialización». Y ha dejado claro que él solo aceptará sentarse a una mesa que implique un «diálogo serio», lo que a su juicio implica «que se aborde derecho a la autodeterminación, una ley de amnistía y la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos de Cataluña».

Puigdemont, aclamado

El ex presidente fugado ha llegado a las puertas de la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo a las 13.50 junto a Toni Comin y acompañado por su esposa, Marcela Topor. En el patio interior del parlamento le espera la comitiva oficial integrada por Torra, Torrent, diversos consellers y las cúpulas de JxCat y ERC. Decenas de personas se han reunido además a las puertas del edificio para celebrar esta «victoria» de los dirigentes independentistas.

Comentar ()