Política

La Eurocámara ignora a Puigdemont y Los Verdes le rechazan en su grupo

El expresidente de la Generalitat, desterrado en el gallinero y rechazado por Los Verdes, que le invitan a compartir grupo con Vox, pasa sin pena ni gloria su primer día como europarlamentario

logo
La Eurocámara ignora a Puigdemont y Los Verdes le rechazan en su grupo

Carles Puigdemont, en el Parlamento Europeo. EFE

Resumen:

El expresidente de Cataluña y eurodiputado Carles Puigdemont ha aprovechado su primera intervención ante el pleno del Parlamento Europeo para llamar al diálogo para negociar una «solución política» a la crisis en Cataluña, al tiempo que ha pedido a la Unión Europea un «mecanismo común democrático para la autodeterminación».

Puigdemont ha intervenido en inglés durante un minuto en el turno de intervenciones abierto a los eurodiputados en un debate con el primer ministro de Croacia, Andrej Plenkovic, sobre las prioridades de la presidencia de turno de la UE que ocupará el país balcánico este semestre.

Tras su intervención reivindicando que Cataluña es «un asunto interno europeo» para el que se debe buscar una solución «política por la vía del diálogo y la negociación», Puigdemont ha rechazado escuchar a los eurodiputados Dolors Montserrat (PP) y Luis Garicano (Cs), que han pedido la palabra para replicar al líder independentista.

Montserrat y Garicano han recurrido a la tarjeta azul que prevén las reglas del Parlamento Europeo para indicar que se desea realizar una pregunta al eurodiputado que está interviniendo. Preguntado por la presidencia de la Eurocámara si aceptaba estas peticiones, Puigdemont se ha limitado a responder con un «no».

El presidente croata desmiente a Puigdemont

El primer ministro de Croacia, Andrej Plenkovic, sí ha respondido al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont que el proceso independentista en Cataluña no ha sido abordado «ni mucho menos» por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE y que se trata de un asunto que «debe ser resuelto en España».

Plenkovic, que este semestre ostenta la presidencia de turno de la UE, ha replicado así al líder independentista, quien le ha agradecido que, según él, haya «respaldado» el diálogo entre Cataluña y España.

«En el debate se mencionó que la presidencia ha pedido diálogo. Esta cuestión no se ha abordado ni mucho menos a nivel del Consejo europeo ni es parte de las actividades de la presidencia. Es un asunto que debe ser resuelto en España», ha zanjado.

Durante su intervención, Puigdemont ha asegurado que Cataluña es «un asunto interno europeo» que va a estar presente durante los seis meses de la presidencia croata, por lo que «debe encontrarse una solución política» a través del «diálogo y la negociación».

«Hoy Cataluña es un asunto europeo interno y va a estar presente durante la presidencia croata, por eso debe encontrarse una solución política, por la vía del diálogo y la negociación», ha expresado Puigdemont en su declaración.

El político catalán ha pedido por ello que la Unión Europea trabaje para «encontrar un mecanismo común democrático para la autodeterminación», para mostrar al mundo, ha dicho, que el derecho de autodeterminación «es la mejor y más democrática manera de resolver conflictos territoriales». «La represión no debe ser una solución aceptable», ha remachado.

Sin debate

Ni los eurodiputados que han intervenido tras Puigdemont, ni la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, han respondido en sus alocuciones al líder de JxCat.

Sí ha tenido palabras de censura contra «los nacionalistas, los separatistas y los separadores» el eurodiputado del Partido Popular Esteban González Pons, quien en poco antes del turno de palabra de Puigdemont ha pedido a la Eurocámara «señalar con el dedo a los enemigos de Europa».

«El nacionalismo es el enemigo de la paz y sí, es verdad, debemos defender el Estado de derecho con todas nuestras fuerzas, debemos respetar la independencia de jueces y tribunales y debemos atender y respetar las resoluciones de jueces y tribunales», ha expuesto el eurodiputado ‘popular’.

Sin mencionar el suplicatorio enviado por el Tribunal Supremo para pedir a la Eurocámara que suspenda la inmunidad parlamentaria de Puigdemont y de su exconseller Toni Comín, González Pons ha defendido que para demostrar su respeto al Estado de derecho la institución europea «tiene que atender a las peticiones de los jueces y tribunales».

Los Verdes le rechazan

También este martes, Los Verdes han reconocido que la petición de Carles Puigdemont y Comín para unirse a su grupo en el Parlamento Europeo les plantea «un problema» y es «incoherente» con sus valores, al tiempo que ven más «lógico» que se unan al grupo con «sus mejores amigos belgas», en referencia a los nacionalistas flamencos de la N-VA, que comparten grupo parlamentario con Vox.

Así lo ha expresado en una rueda de prensa el copresidente de Los Verdes/Alianza Libre Europea (ALE), Philippe Lamberts, quien ha explicado que la formación ecologista y ALE -que engloba a distintos partidos nacionalistas– conversarán durante las «próximas semanas» para decidir si finalmente les aceptan.

«Sí, para nosotros su integración supone un problema (*). Es incoherente que pidan integrarse en un grupo cuyos valores son opuestos a los de sus mejores amigos belgas», ha asegurado el eurodiputado francés. «Pienso que la lógica debería llevar a estas dos personas a unirse al grupo de sus mejores amigos», ha añadido.

La N-VA flamenca forma parte de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), la sexta fuerza del Parlamento Europeo y en la que también está integrada Vox.

Puigdemont y Comín han solicitado adherirse al grupo Los Verdes/ALE, el cuarto de la Eurocámara con mayor representación, a través del subgrupo de ALE. Este partido europeo está formado por distintos partidos nacionalistas como ERC o el escocés SNP.

Comentar ()