Política

Podemos diferencia la llegada al poder de Irene Montero y de Ana Botella, a la que criticaron

La pareja dirigente del partido mantendrá la acumulación de cargos a pesar de que el Código Ético la censura

Pablo Echenique, en la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados. EFE

Un mensaje en la red social Twitter del flamante portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha encendido la mecha. El dirigente del partido criticó en la noche del martes que el presentador de Antena 3 Vicente Vallés hiciera durante una entrevista una «pregunta políticamente incorrecta» al líder de Podemos y vicepresidente segundo del Congreso, Pablo Iglesias, sobre el hecho de que comparta Consejo de Ministros con su pareja, Irene Montero.

«A mi nadie me ha cuestionado por ser pareja de Irene Montero, pero parece que con las mujeres sí ocurre», respondió Iglesias. «Por eso es tan necesario el Ministerio de Igualdad», intentaba zanjar la polémica.

En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, la vida personal de los dirigentes de Unidas Podemos ha tomado protagonismo otra vez, como cuando la anterior portavoz, la propia Montero, dio explicaciones sobre el chalet que se había comprado en Galapagar junto al padre de sus hijos.

En su estreno como sucesor de Montero, Echenique ha aclarado su mensaje en Twitter criticando a un periodista. A preguntas de los informadores, el portavoz ha insistido en que el nombramiento de la mujer del líder como ministra de Igualdad responde al «principio de idoneidad», que ha tenido como consecuencia que en el Consejo de Ministros haya «dos personas que son pareja». «El principio de idoneidad es bastante sensato y se reciben críticas típicamente en una dirección. Rara vez se critica a un hombre por acceder a un puesto de poder por ser pareja o pariente de alguien», ha asegurado Echenique.

El portavoz parlamentario ha recordado «desde la profunda distancia ideológica» que el ex presidente francés Nicolas Sarkozy también contó con una pareja en su Ejecutivo: nombró a Alliot-Marie ministra de Asuntos Exteriores e incorporó a Patrick Ollier como ministro de Relaciones con el Parlamento. «Parece evidente que entendió que eran personas idóneas. Creo que el poso machista en este tipo de cuestionamientos es bastante evidente. El Ministerio de Igualdad va a luchar contra el problema estructural de machismo que se visibiliza en este tipo de críticas», ha explicado.

Preguntado por las feroces críticas que Podemos dedicó a la alcaldesa de Madrid del PP, Ana Botella, por ser la mujer del líder de ese partido, Echenique ha asegurado que se trata de casos diferentes y no ha querido comentar las palabras de Iglesias al respecto. En La Sexta Noche en marzo de 2014, el líder de Podemos se refirió a la entonces alcaldesa de Madrid como la representación contraria «de lo que han representado las mujeres valientes a lo largo de la historia». «Es la que encarna ser esposa de y nombrada por sin preparación», censuró.

Según Echenique, ambos casos no son comparables porque «existen muchas diferencias» entre ambos partidos, ambos contextos y los métodos de elección de los cargos. «En todo caso, más allá de la comparación y de los detalles que las puedan diferenciar, el propio presentador reconoció la incorrección de su pregunta antes de hacerla», se ha justificado el dirigente de Podemos.

Respecto a la acumulación de cargos entre la pareja dirigente del partido, que además son diputados, vicepresidente y ministros, Echenique ha insistido en que «no hay nada que incumpla los estatutos» internos. Ha asegurado que «el código ético permite esta situación, que además se da en gobiernos autonómicos desde hace un montón de meses y no ha habido ningún problema».

El documento ético de Podemos establece «la limitación para el ejercicio de más de una función pública o de más de un cargo interno de Podemos, salvo aquellas funciones vinculadas a su condición de cargo institucional u orgánico o responsabilidades locales sin retribución, y en todo caso conforme siempre a las limitaciones salariales establecidas por el partido».

En el apartado dedicado a «construir Podemos como plataforma para garantizar que la política deja de ser una actividad al servicio de intereses privados», las normas internas establecen una serie de medidas de incompatibilidades, salariales y éticas que apenas tienen cumplimiento en la organización.

Comentar ()