El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha evitado preguntar en su último barómetro por la coalición de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos. El sondeo mantiene el mapa electoral de las elecciones del 10 de noviembre, aunque amplía en un punto la ventaja del PSOE, que sube tres décimas, mientras que el PP y Ciudadanos experimentan leves caídas.

El barómetro, el primero con estimación de voto desde las elecciones generales del pasado 10 de noviembre, otorga al PSOE una estimación de voto del 28,3%, tres décimas más que su resultado del 10N, con una ventaja de 8,3 puntos respecto del PP, al que se le calcula un apoyo del 20%, ocho décimas más que en las elecciones.

La formación de Santiago Abascal, con un 15,2%, registra una leve subida respecto a la cita electoral, cuando irrumpió como tercera fuerza política con un 15,09%. La fotografía es calcada también para Podemos y sus confluencias, a los que el CIS otorga un 12,8%. Una de las variaciones más destacadas es la de Ciudadanos, que pasa del 6,79% al 5,6%.

Por debajo de todas ellas, con proyecciones de voto también parecidos a los del 10N, figuran Esquerra Republicana (3,6%), Más País-Compromís (2,3%), Junts (2,2%), PNV (1,6%) y Bildu (1,1%).

El trabajo de campo se realizó entre los días 29 de noviembre y 19 de diciembre, es decir, después de haberse anunciado el pacto entre el PSOE y Podemos para un gobierno de coalición pero los socialistas aún seguían buscando apoyos para la investidura de Sánchez.

Por bloques, el CIS da la victoria a la izquierda (PSOE, Unidas Podemos y Más País) con un respaldo del 43,4% frente al 40,8% que suman el PP, Vox y Ciudadanos.

Todos los líderes suspenden

En cuanto a la valoración de líderes, todos vuelven a suspender. El socialista Pedro Sánchez repite en primera posición con una nota media de 4,1 puntos, seguido del presidente del PP, Pablo Casado y de la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, con 3,6 puntos. La líder del partido ‘naranja’ aparece por primera vez en los barómetros sustituyendo a Albert Rivera y mejorando las notas que éste venía obteniendo desde julio de 2019.

Por otro lado, la clase política marca récord como segundo problema de España y aparece ya citada como tal en casi la mitad de los cuestionarios rellenados por los 4.800 españoles entrevistados. En concreto, los políticos, los partidos y la política en general figuran identificados como un problema en el 49,5% de las encuestas realizadas por el CIS, experimentando un aumento de cuatro puntos respecto al estudio del mes anterior.