Política

En libertad 'Kubati' y los dirigentes de Sortu acusados de organizar un centenar de 'ongi etorris'

La Guardia Civil les acusa de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas por ser los responsables de la organización de 95 homenajes a "miembros de ETA y su entramado" llevados a cabo desde diciembre de 2016 hasta octubre pasado.

El ex preso de ETA, José Antonio López Ruiz, alias 'Kubati'.

El ex preso de ETA, José Antonio López Ruiz, alias 'Kubati'.

Los cuatro detenidos esta mañana en la operación ‘Kabat’ acusados de la organización de 95 actos de homenaje a presos de ETA han sido puestos en libertad tras declarar ante la Guardia Civil. Tanto José Antonio López Ruiz, alias ‘Kubati’, como los otros tres miembros de Sortu y la iniciativa ‘Kalera, Kalera’, Oihana Garmendia, Oihana San Vicente y Haimar Altuna, están acusados de enaltecimiento del terrorismo y de un posible delito de humillación a las víctimas. Todos ellos deberán estar a disposición del juzgadon en caso de ser requeridos.

‘Kubati’ ha declarado ante la Guardia Civil en el cuartel de Intxaurrondo, en Sab Sebastián, a donde también había sido trasladado Altuna, dirigente de Sortu en Guipúzcoa. En el caso de Garmendi, su declaración se ha llevado a cabo en el cuartel de La Salve en Bilbao y por último el de San Vicente en el acuartelamiento de Vitoria.

La izquierda abertzale y diversas asociaciones afines han rechazado los arrestos y han convocado movilizaciones a lo largo del País Vasco y Navarra en señal de repulsa.

Desde los principales colectivos de víctimas, en cambio, se ha expresado satisfacción por considerar que actuaciones como ésta suponen un cambio de actitud ante la pasividad que hasta ahora recibían las denuncias que presentaban ante los reiterados homenajes de bienvenida a etarras en las calles de Euskadi y Navarra.

La operación se ha bautizado bajo el nombre de ‘Kabat’ y en ella se ha procedido a la detención de los considerados responsables de la organización de los actos de homenaje u ‘ongi etorris’ a los presos de ETA a su salida de prisión durante los últimos tres años.

Los últimos homenajes de bienvenida a presos de ETA u ‘ongi etorris’, recibimientos a su salida de la cárcel, acumulaban hasta ahora denuncias en los tribunales que en algunos casos bien no tenían consecuencias o bien eran archivadas.

95 actos en tres años

La actuación llevada a cabo a cargo de la Guardia Civil ha permitido la detención de los presuntos responsables de los ‘ongi etorri’. Los arrestos se han realizado en las localidades de Zarauz (Guipúzcoa), Gernika (Vizcaya), Tolosa (Guipúzcoa) y Agurain (Álava) y son el resultado de un añoñ y medio de investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil, según ha informado el Cuerpo en una nota. A los detenidos se les acusa de haber organizado casi un centenar de homenajes en los últimos tres años.

La investigación llevada a cabo ha analizado 95 actos celebrados entre diciembre de 2016 y octubre de 2019 tanto en Euskadi como en Navarra. El impulso y organización de los mismos se sitúa en la iniciativa ‘Kalera, Kalera’, según la investigación llevada a cabo por el Juzgado Central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

La Guardia Civil considera que los cuatro arrestados han dirigido y coordinado todos los homenajes «en primera persona» y que se valieron de diversas asociaciones para «ocultar el verdadero núcleo organizador». Estas asociaciones habrían sido utilizadas «a modo de pantallas para encubrir a los promotores genuinos». La materialización de los homenajes eran llevados a cabo por terceras personas pero siempre, según la Guardia Civil, «siguiendo las directrices» de los ahora detenidos.

«Terminar con el sufrimiento»

Entre los detenidos se encuentran históricos miembros de ETA, así como dirigentes de Sortu, la formación de la izquierda abertzale integrada en la coalición EH Bildu. Sobre todos ellos destaca la figura de José Antonio López Ruiz, alias ‘Kubati’, quien tras su salida de prisión ha ejercido como portavoz del colectivo de presos de ETA, el EPPK y actúa como portavoz de la iniciativa ‘Kalera, kalera’ (A la calle, a la calle) desde la que se han promovido la mayor parte de los actos de bienvenida brindados a los presos de la banda a su salida de prisión.

Sobre ‘Kubati’ pesa además otra acusación que se suma a la que hoy ha activado la Audiencia Nacional y que le llevará en octubre al banquillo de los acusados. Se trata del asesinato del teniente Ignacio Mateu Isturiz y el agente Adrián González Revilla ocurrido en julio de 1986 y en el que también está acusado otros histórico de la banda, José Miguel Latasa Getaria. Contra ellos la Fiscalía solicitará 66 años de prisión.

Junto a ‘Kubati, también ha sido detenida Oihana Garmendia, vinculada a ‘Kalera, kalera’. Ambos fueron arrestados en marzo de 2018 por la Guardia Civil -junto a Olatz Dañobeitia y Miren Zabaleta- por la organización de un homenaje a la ex irigente de ETA, Belén González Peñalva, tras su muerte. Tras tomarles declaración en el cuartel de Intxaurrondo de San Sebastián todos ellos fueron puesto en libertad.

Año y medio de investigación

En la operación llevada a cabo hoy también han sido detenidos dos dirigentes de Sortu, Oihana San Vicente, responsable política en Álava, y Haimar Altuna, coordinador de la formación en Guipúzcoa.

La importancia de la operación supone un cambio relevante por parte de la Fiscalía y la Audiencia Nacional en la valoración de los ‘ongi etorri’. La prolongada investigación y el impacto que sobre cerca de un centenar de homenajes tendrá supone un cambio y da respuesta a una de las quejas que las asociaciones de víctimas venían trasladando al ministro de Justicia y al ámbito de la judicatura tras comprobar que sus denuncias era archivadas una y otra vez mientras los homenajes continuaban en Euskadi.

Desde el entorno de la izquierda abertzale ya se ha denunciado la operación. La diputada de EH Bildu en el Congreso, Bel Pozueta, ha calificado la operación como una muestra más de la «situación de excepción» que se vive en el país Vasco «y con la que hay que terminar». Pozueta ha señalado que es hora de «terminar con el sufrimiento» de dar una solución política «a las cuestiones políticas».

El líder de Sortu, Arkaitz Rodríguez ha asegurado que las detenciones son un intento por «boicotear» y «embarrar» el nuevo escenario político que supone «una ventana de oportunidad» para dar una solución política al «conflicto político» vasco y catalán. Ha acusado de las «cloacas del Estado» y a la «ultraderecha judicial, política y mediática» de estar detrás de esta operación que en su opinión «no responde a ninguna lógica judicial.

Según Rodríguez, la acusación que pesa sobre los cuatro detenidos de ser los responsables de la organización de casi un centenar de ‘ongi etorris’ es sólo «una excusa» como lo es la acusación por colocar los lazos amarillos «para acabar con el president Torra».

Comentar ()