Las precipitaciones que ha dejado el temporal ‘Gloria’ en el Levante español ha provocado severos daños en el Delta del Ebro, donde las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias y la entrada del agua del mar ha llegado a desdibujar el paisaje y a causar consecuencias todavía incalculables en los campos de cultivo, infraestructuras y hábitats naturales.

En este contexto, el líder de Más País, Íñigo Errejón ha querido resaltar en la red social Twitter el estado de emergencia en que se encuentra la zona a causa del temporal, al tiempo que ha aprovechado para reclamar la «protección integral del río, de su capital y de su ecosistema único». Hasta aquí todo correcto… si no fuera porque, lejos de utilizar una fotografía en la que se muestre la situación actual del delta del Ebro tras las últimas tormentas, ha publicado una imagen publicada en un blog de Internet hace nada menos que 9 años.

A través de un mensaje escrito en catalán, el ex dirigente de Podemos ha reclamado que se tome a las Tierras del Ebro como «prioridad» para evitar que desaparezcan «tal y como las conocemos». Algunos tuiteros han percibido el error, y se han encargado de recordárselo a Errejón en respuesta a su mensaje.

Pese a la metedura de pata del político, lo cierto es que la situación en el delta del Ebro es catastrófica. La zona, ubicada en la provincia de Tarragona, ha quedado prácticamente sumergida tras el paso del temporal después de que el mar avanzase hasta tres kilómetros tierra adentro.

Las imágenes reales, que ha compartido el geógrafo del Servicio de Sistemas de Información Geográfica y Teledetección de la Universidad de Girona, Joseo Sitjar i Suñer, a través de Twitter, dan cuenta del desastre y se han viralizado en cuestión de horas. La primera imagen fue tomada el pasado 15 de enero de 2020 y la segunda este miércoles 21 de enero.

«En color azul se puede identificar como la presencia del agua. Pero esto no quiere decir que todo lo azul sea agua de mar. En esta composición no se distingue entre el agua del mar y la de la lluvia», ha aclarado Suñer.