El «número dos» del PP, Teodoro García Egea, y el secretario del Grupo de Ciudadanos en el Congreso, José María Espejo, han mantenido un encuentro esta tarde de una hora de duración en el que han constatado «la necesidad de que el centro-derecha vaya unido a las elecciones en el País Vasco y Cataluña», sin citar Galicia. Esa era la versión del PP. Pero Ciudadanos, en otra nota, ha rebajado ostensiblemente el optimismo al criticar que «no tenemos una respuesta clara por parte del PP después de esta reunión». Y es que a diferencia de Génova, los naranjas, insisten en una «propuesta transversal» que incluye el territorio de Alberto Núñez Feijóo.

Así, mientras la versión popular, dice que ambos partidos avanzan en un frente común y los ingerlocutores han coincidido «en la necesidad de establecer mecanismos» para que el centro-derecha vaya unido en estos territorios con el objetivo de que «la izquierda, los radicales y los independentistas no aprovechen la fragmentación del voto», Ciudadanos dice haber salido preocupada del encuentro.

En concreto, les preocupa «que se puedan plegar a las tesis de aquellos que prefieren poner las siglas y los intereses partidistas por encima de los intereses generales de los ciudadanos de estas comunidades», en alusión a Núñez Feijóo. Y añaden. «Vamos a dar la batalla por dar esta oportunidad de ir unidos».

Frente a la reunión «cordial y productiva en el marco de nuestra buena relación» que «vende» el PP, Ciudadanos dice que «queremos saber que piensa el PP y el señor Casado de esta iniciativa». En todo caso, continuará hablando