Política

El Govern pone en duda que Sánchez y Torra vuelvan a reunirse en febrero

Meritxell Budó argumenta que fue Sánchez quien se comprometió con el calendario pero desvincula de ese compromiso al presidente de la Generalitat

Pedro Sánchez y Quim Torra, reunidos en el Palau de la Generalitat. EFE

El compromiso de reunión la mesa de negociación entre Gobierno y Generalitat este mes de febrero fue «una propuesta que le trarsladó Pedro Sánchez a Quim Torra» ha argumentado hoy la portavoz del Govern, Meritxell Budó, quien ha advertido de que el presidente catalán «no se comprometió a que fuera así, la fecha la pone Sánchez».

Budó se ha expresado en sentido contrario al portavoz de ERC en el Congreso y uno de los responsables dela negociación entre PSOE y ERC, Gabriel Rufián, que en las últimas horas ha defendido la necesidad de cumplir el calendario y ha relativizado la oportunidad de insitir en la figura del mediador. Una figura que el propio Pedro Sánchez rechazó en el encuentro con Torra el pasado 6 de febrero.

«No creo que sea oportuno añadir presión» a una mesa ya de por sí compleja, ha apuntado Rufián en el Congreso. El portavoz republicano ha insistido a un calendario al que ERC se agarra como a un clavo ardiendo para ejemplificar la validez de sus acuerdos con el PSOE.

«El comunicado del encuentro entre Sánchez y Torra fue claro, ellos se comprometieron a que la reunión fuera en febrero y estoy firmemente convencido de que se hará antes de que acabe el mes» ha advertido Rufián.

En Barcelona, sin embargo, Budó mantenía el discurso impulsado por Torra y JxCat, en el sentido de que el mediador es una exigencia aprobada en sede Parlamentaria a la que el bloque independentista no puede renunciar.

«Por parte del Govern estamos trabajando para que la mesa se lleve a cabo con todas garantías» lo que Junts asocia con la figura del mediador, «pero la parte catalana nunca se comprometió a que fuera en febrero».

Bilateral al margen

La portavoz del Govern ha desligado además la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, la recogida por el Estatut para gestionar cuestiones competenciales y de inversiones en Cataluña, de la negociación sobre el conflicto independentista. Se trata de dos escenarios paralelos, ha advertido Budó, que ha negado que la convocatoria de la mesa entre presidentes condicione la de la Bilateral.

Así lo han apuntado desde Esquerra, cuyo dirigente Alfred Bosch es el responsable de convocar la Bilateral, como conseller de Relaciones Institucionales y Exteriores. Bosch ha defendido que no convocará la Bilateral hasta que no se haya reunido la mesa de negociación entre gobiernos.

Sin embargo Quim Torra ha pedido hoy, en la reunión de Govern, el borrador del orden del día para ese encuentro, al que Torra quiere derivar el listado de 44 puntos de acuerdo propuesto por Pedro Sánchez. El objetivo, ha explicado Budó, es aprobar ese orden del día en la próxima reunión del Consell Executiu para trasladárselo al Gobierno la semana que viene, y agilizar así la convocatoria de ese foro.

La Bilateral tiene una presidencia rotatoria entre Gobierno y Generalitat, y este año está presidida por el gobierno autonómico, que será el responsable de fijar el orden del día y convocar el encuentro. Torra quiere agilizar ese encuentro para derivar ahi el debate competencial y centrar la mesa de negociación exclusivamente en su exigencia de un referéndum de autodeterminación.

Comentar ()