El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el portavoz del partido en el Congreso, Iván Espinosa, han viajado este jueves a Estados Unidos para asistir a la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en Washington, donde esperan mantener contactos con miembros de la administración de Donald Trump. Fuentes del partido han confirmado a Efe la presencia de los dirigentes de Vox en el cónclave conservador, que comenzó este miércoles y continúa hasta el sábado.

Iván Espinosa ya estuvo el año pasado como vicesecretario de Relaciones Internacionales de Vox en la conferencia de los conservadores, que congrega a miembros del Partido Republicano, activistas y personas del entorno de Trump. Además, mantuvo reuniones con las secretarias de Transportes y de Educación de Estados Unidos, Elaine Chao y Betsy De Vos, respectivamente, en Washington, donde también compartió un encuentro con miembros de la comunidad española, al que siguió otros en Nueva York y Miami.

Fueron «unos primeros encuentros institucionales, poco concretos», explicó a Efe Espinosa, que los enmarcó en una primera toma de contacto para darse a conocer y comprobar «la similitud en muchas de las ideas y propuestas» que tienen. Entonces, Vox aún no había accedido a las instituciones nacionales, pero ya había dado la sorpresa en las elecciones autonómicas de Andalucía, con las que por primera vez consiguió tener representación en un parlamento.

Además de asistir a la Conferencia de Acción Política Conservadora en Washington y reunirse con miembros de la administración Trump, Abascal y Espinosa viajarán a Nueva York, donde el 4 de marzo participarán en un encuentro con simpatizantes del partido en el Centro Español de Queens, según ha anunciado el propio líder de Vox en Twitter.

El presidente de Vox ya viajó a primeros de febrero a Roma para asistir a la Conferencia de Conservadurismo Nacional, en la que también se dieron cita el exministro de Interior de Italia y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, y el primer ministro de Hungría, el nacionalista Viktor Orbán.