Carles Puigdemont, Toni Comin y Clara Ponsatí, los héroes de la jornada independentista en Perpiñán, han sido recibidos esta mañana con todos los honores en el Ayuntamiento de capital del Rosellón, donde el alcalde Jean-Marc Pujol, ha integrado la llegada de la delegación independentista a su propia campaña electoral -Francia celebra elecciones municipales en una semana-. Acompañados por Quim Torra y algunos diputados de JxCat, los tres ex miembros del Govern fugados en 2017, ahora eurodiputados, han visitado el Consistorio y el gobierno local del Rosellón, acompañados por Pujol y algunos senadores y cargos locales que desde 2017 han apoyado la causa independentista.

«Siempre que los catalanes hemos necesitado solidaridad, hemos buscado la luz y la hemos encontrado en Perpiñán» ha asegurado Puigdemont en el breve parlamento pronunciado en la alcaldía, en la que y ha firmado el libro de honor junto a Torra. Una ciudad que según el ex presidente fugado evoca para los catalanes los valores de «libertad de expresión, libertad de movimientos, Europa, paz». Con ese símil entre los mitos del franquismo y la España actual, Puigdemont ha agradecido el apoyo de los grupos catalanistas del sur de Francia en los últimos años, y especialmente el papel jugado quienes en septiembre de 2017 ocultaron las urnas para celebrar el referéndum ilegal del 1-O.

Perpiñán «evoca los valores republicanos» ha asegurado Puigdemont, agradeciendo a Pujol que este fin de semana vuelvan a «abrir los brazos» para acoger al independentismo. En términos similares se ha expresado el president Torra, quien ha agradecido la acogida a los responsables políticos que los han acompañado en su visita institucional.

«Esto sí ha sido un verdadero reencuentro», ha asegurado Torra, «el de las dos cataluñas separadas por una línea». Ahora, ha añadido Torra, «sabemos que el Pirineo no separa nada, porque sentimos que compartimos unos valores y una tierra». Torra ha insistido también en la deuda de gratitud del independentismo como los catalanistas franceses. «El deber que tenemos los catalanes del sur con los catalanes del norte es una deuda que no olvidaremos».

División independentista

Mientras miles de personas empiezan a acceder al Parque de Exposiciones de Perpiñán, donde a partir de las 12 empezará el mitin organizado oficialmente para celebrar el reconocimiento como eurodiputados de Puigdemont, Comin y Ponsatí. Un mitin que supondrá el pistoletazo de salida de la precampaña electoral catalana, aunque ha sido organizado por el Consell de la República, una entidad que en teoría secundan todos los partidos independentistas.

Pese a ello, la CUP anunció ayer que ningún miembro de su organización acudirá al encuentro por el carácter partidista con el que ha sido organizado. Tampoco participa en los mensajes grabados Anna Gabriel, fugada en Suiza. ERC sí asiste pero con una delegación muy discreta, en la que el miembro más destacado de la formación es el líder en Barcelona y ex socialista Ernest Maragall.