Política

Interior continúa sin saber "a ciencia exacta" cómo llegaron las urnas del 1-O

El ministro Juan Ignacio Zoido, en la Comisión de Interior del Senado este jueves.

El ministro Juan Ignacio Zoido, en la Comisión de Interior del Senado este jueves. EP

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha reconocido este jueves que se sigue desconociendo «a ciencia exacta» casi cuatro meses después cómo el independentismo logró las urnas para que se consumara la votación en el referéndum ilegal del pasado 1-O y ha dicho que la Guardia Civil buscó las cajas transparentes que se utilizan habitualmente en las elecciones pero no los recipientes de plástico que se emplearon finalmente.

Así lo ha manifestado el titular de Interior en respuesta a los reproches de «falta de planificación» que el senador del PSOE por Cádiz Francisco González Cabaña le había lanzado en su intervención. «¿Cómo miles de urnas camparon a sus anchas por Cataluña?», preguntó González Cabaña.

«Las urnas se buscaron», ha explicado Zoido, quien dijo que la Guardia Civil se afanó en las semanas previas a localizar las urnas habituales en los comicios, no los contenedores de plástico que los promotores de la consulta ilegal que llegaron a instalarse en centenares de colegios electorales para que los catalanes pudieran emitir la papeleta. El ministro ha negado la «ineptitud» reprochada por el senador socialista, que le había acusado de poner «a los pies de los caballos» a las fuerzas de seguridad del Estado el 1-O: «Como Felipe II, mandó aquel día a sus barcos a luchar contra los elementos».

Zoido dice que las urnas «se buscaron» y que la Guardia Civil buscó las cajas transparentes que se utilizan en las elecciones, no las que el independentismo empleó.

Durante las dos semanas previas al 1-O, la Guardia Civil llevó a cabo diversas operaciones en distintos municipios catalanes que permitieron la incautación de 12,4 millones de papeletas, varios millones de sobres, planchas, carteles y dípticos anunciadores del referéndum. Pero ni una sola urna, salvo el centenar inmovilizadas el pasado 28 de septiembre en un almacén de Igualada (Barcelona) pero que en realidad estaban destinadas a unas futuras elecciones en el FC Barcelona.

El ministro se ha mostrado convencido de que las urnas no llegaron a nombre de la Generalitat ni de las asociaciones soberanistas -Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural- y no entraron en Cataluña ni por contenedores a través del puerto ni por vía aérea. «A ciencia exacta, no se sabe el procedimiento por el que estas urnas pudieron llegar», ha admitido Zoido, que ha señalado a la red de 40.000 voluntarios que colaboraron con los preparativos de la consulta.

Según informó el diario Ara, las urnas estuvieron almacenados durante meses en la localidad francesa de Elna (región del Languedoc-Rosellón), desde donde  fueron posteriormente trasladadas a Cataluña en vehículos particulares para no despertar sospechas.

Zoido no ha hecho ninguna mención al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que era el servicio encargado de localizar las urnas para que no se pudiera desarrollar el referéndum, lo que habría impedido no sólo la consulta ilegal propiamente dicha, sino las imágenes de las cargas policiales en los centros de votación.

En su intervención, el portavoz de Unidos Podemos-En Comú Podem en la comisión de Interior, Joan Comorera, ha vuelto a pedir la dimisión del ministro del Interior por la actuación policial el 1-O al considerarla un «fracaso». «Hubo urnas, hubo referéndum e imágenes escandalosas a medio mundo», ha defendido.

Te puede interesar

Comentar ()