Política

El policía nacional infectado en León tomó declaración a dos coreanos con "tos activa"

Tres compañeros del agente afectado están "en estudio" por el servicio de epidemiología al presentar fiebre

Dependencias de la comisaría de León, precintadas tras detectarse un caso de coronavirus. EI

El policía nacional infectado por coronavirus en León había tomado declaración a dos ciudadanos de Corea del Sur que presentaban «tos activa», confirmando los servicios de epidemiología el positivo en Covid-19 tan sólo tres días después de este contacto. Tres compañeros están en estudio al presentar fiebre.

Según detalla el comisario provincial de León en una nota informativa, a la que ha tenido acceso El Independiente, el afectado es un agente en prácticas que presta servicio en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano (ODAC) y que permanecía en aislamiento domiciliario desde el pasado viernes por la tarde.

El policía había acudido por la mañana -en torno a las 12.30 horas- al servicio médico de la comisaría provincial de León con «síntomas gripales y tos», detallando que sobre las 13 horas del pasado martes «había tomado declaración a dos ciudadanos de Corea del Sur que presentaban tos activa». El país asiático es el que, al margen de China, presenta más casos hasta el momento (al menos 4.300).

Al entender el enfermero que lo asistió que podía existir un riesgo razonable de contagio del citado virus por «contacto estrecho», se hizo una consulta al Servicio de Epidemiología de Castilla y León y se instó al paciente a guardar reposo y permanecer aislado en su casa al tratarse de un «caso en investigación». No se consideró necesario adoptar ninguna medida sobre su entorno más cercano mientras permaneciera asintomático.

El agente fue sometido a una prueba en su domicilio el mismo viernes por la tarde por sanitarios del Servicio 112, conociéndose los resultados este lunes en torno a las 11 horas: caso confirmado. Es uno de los 123 que se contabilizan ya en España, el octavo país del mundo con mayor propagación del virus.

Tres compañeros del agente afectado en la comisaría de León están «en estudio» al presentar fiebre: están a la espera de los resultados

«Se significa que, a primeras horas de la tarde de hoy, otros tres policías compañeros del afectado han comunicado que presenta fiebre y una vez informado el Servicio de Epidemiología pasan a considerarlos como ‘casos en estudio’ a la espera de los resultados analíticos», precisa el jefe provincial de la Policía en León. Son los primeros casos que se registran en el Cuerpo Nacional, uno de los colectivos profesionales más expuestos al contagio.

El mando policial insiste en que «en todo momento» se están siguiendo las indiciones de las autoridades sanitarias y reconoce que «todos los funcionarios» de la comisaría en la que presta servicio el agente afectado «deben controlarse». «Al menor síntoma viral [deben] comunicarlo inmediatamente y ponerse en contacto con el servicio médico de esta comisaría», añade.

El pasado 24 de enero, el jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de la Policía dictó una nota informativa en la que consideraba «bajas» las posibilidades de que personas portadoras o enfermas entraran en España, si bien no descartaba que pudieran registrarse casos. 

Uso de guantes y mascarillas

En dicha instrucción, el mando recomendaba a todos los funcionarios policiales destinados en puestos fronterizos de los aeropuertos que adoptaran diversas medidas preventivas en relación con los pasajeros de vuelos procedentes de China, ‘zona cero’ del Covid-19. Las precauciones se han extendido a los viajeros que vienen de Italia, el país europeo más afectado hasta el momento por esta enfermedad respiratoria.

En concreto, la utilización de guantes de nitrilo de un solo uso en cacheos o inspección de equipajes y documentación y el uso de mascarillas autofiltrantes de protección respiratoria FPP 2 (con eficacia de filtración del 92 %) en el control de documentación a todos los pasajeros procedentes de cualquier ciudad de China «independientemente de su nacionalidad».

La Policía aconseja el lavado de manos «antes y después» de cada uso de la mascarilla, desechándola «en un contenedor adecuado y cerrado», y que aquélla se ajustara de forma correcta a fin de conseguir «una protección adecuada». La mascarilla debe sustituirse después de cada uso o en caso de que «se humedezca» o «sufra algún daño o alteración».

Comentar ()