Albert Rivera ha confirmado que ficha por el despacho de abogados Martínez-Echevarría como presidente ejecutivo. Lo ha hecho en rueda de prensa, tras casi 4 meses alejado del foco mediático. El expresidente de Ciudadanos ha asegurado que está «ilusionado con este nuevo proyecto», con «volver a empezar y hacerlo en mi profesión».

Cuando le han preguntado por las primarias de su expartido ha asegurado que ya no va a actuar como político, «ahora sólo soy abogado». «Voy a ser tremendamente respetuoso, no creo que nadie me pida lo contrario. Ciudadanos ha sido todo para mí durante muchos años. Le deseo lo mejor a este partido porque si le va bien a ciudadanos seguro que le va bien a España. Este país es mejor con posiciones moderadas que con posiciones extremas. Lo he pensado siempre «, ha añadido.

Además, Rivera ha dicho que la decisión de dejar la política fue «difícil pero correcta» y afirma que ya es un «capítulo pasado»: «No pretendo ser ni un expresidente que tutela ni un jarrón chino»

Sobre su nuevo trabajo, ha querido destacar «la eficiencia de este despacho» y que intentará compaginarlo con conferencias y docencia. «Yo quiero seguir aprendiendo hasta el día que me muera», ha asegurado.