Política

El conseller Bosch dimite por la gestión del caso de acoso sexual en su departamento

Bosch representaba a ERC en la Mesa de negociación junto a Marta Vilalta y presidía la Bilateral Estado-Generalitat

Alfred Bosch, conseller catalán de Acción Exterior.

Alfred Bosch, conseller catalán de Acción Exterior. ep

El conseller de Exteriores de la Generalitat, Alfred Bosch, ha dimitido esta tarde como máximo responsable de las relaciones Exteriores e Institucionales de la Generalitat, como consecuencia de la crisis abierta por el caso de acoso sexual protagonizado por su ex jefe de gabinete, Carles Garcias Hernández.

Bosch ha anunciado su dimisión en la sede de ERC, acompañado por la secretaria general adjunta y portavoz del partido, Marta Vilalta, después de una reunión extraordinaria de la ejecutiva republicana para debatir la crisis abierta por el caso Garcias. No se ha anunciado quien sustituirá al conseller en el Govern, ni en la Mesa de negociación entre Gobierno y Generalitat. Bosch presidía además la Comisión Bilateral en la que ambas administraciones deben dirimir las cuestiones competenciales.

Situación insostenible

«La situación creada se ha hecho insostenible y tengo claro que hago más servicio marchándome que quedándome» ha argumentado Bosch, después de haber sido duramente criticado por sus socios de gobierno de JxCat por no haber activado el protocolo de la Generalitat ante los casos de acoso sexual. «Llega un día en que tenemos que tomar decisiones, con las que nos sentimos muy pequeños y lo que tenemos que preservar es muy grande».

Bosch ha anunciado su dimisión en una comparecencia en la que no han admitido preguntas, ni él ni Vilalta, después de que el president Quim Torra le haya anunciado esta mañana la apertura de una investigación interna dirigida por el departamento de Función Pública, en manos del neoconvergente Jordi Puigneró. Y después de que la líder de JxCat en el Ayuntamiento, Elsa Artadi, hubiera exigido públicamente a Bosch que diera explicaciones en el Parlament por el caso de presunto acoso sexual a varias trabajadoras del Departamento de Exteriores.

Un caso por el que Garcias fue cesado «hace un mes y medio» ha recordado Vilalta, destacando repetidamente la «contundencia» de Esquerra ante este caso. «Me toca asumir toda la responsabilidad de lo que ha pasado en departamento» ha concluido Bosch.

«Soy muy consciente de los valores republicanos que siempre he defendido» ha afirmado el conseller, quien ha asegurado que «he intentado resolver el caso de presuntos asedio de la mejor manera, desde la lealtad a ERC y con la lealtad de ERC hacia mi». Bosch ha reconocido que «seguramente no lo he hecho suficientemente bien y rápido, y lo siento sobre todo por la indefensión de las mujeres que han sido víctimas».

El conseller, que sustituyó hace un año en el cargo a Ernest Maragall, ha recordado sus nueve años dedicados a la política y ha asegurado que «desde el principio le prometí a Junqueras que no venía a molestar».

Comentar ()