El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha solicitado formalmente al presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, la celebración de un pleno telemático para explicar las medidas del Govern ante la crisis del coronavirus. Aprovechando el pleno extraordinario en el Congreso para aprobar el Decreto de estado de alarma dictado el sábado por el Gobierno, Torra ha reclamado reunir también al Parlament. La Mesa de la cámara se reunirá este viernes para debatir la propuesta.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

La reforma del reglamento del Parlament para permitir Plenos telemáticos es una «vieja» reivindicación de los independentistas, y muy especialmente de JxCat -el partido de Torra- que intentó por esta vía la investidura de Carles Puigdemont desde su refugio belga de Waterloo. Un intento que prohibió en su día el Tribunal Constitucional, siguiendo el criterio del propio Consejo de Garantías catalán, y que acató Torrent. Desde entonces, el presidente del Parlament ha sido blanco de los ataques de sus socios neoconvergentes, que le acusan de no defender la soberanía de la cámara catalana.

Este martes, JxCat ya trasladó a la Mesa -en la que Torrent y la mitad de sus miembros participaron por vía telemática, mientras otros se trasladaron al Parlament– la necesidad de reformar el reglamento. JxCat «considera irrenunciable una reforma del Reglamento del Parlament para que las comisiones, plenos y votaciones se puedan hacer de forma telemática y pueda dar respuesta rápida y urgente a la crisis sanitaria actual».

El propio Puigdemont señalaba el camino el pasado 10 de marzo, cuando aprovechó la celebración de un Consejo Europeo extraordinario para exhibir las virtudes de la gestión telemática. «Espero que esta tendencia no decaiga cuando pase la alerta por el virus» añadía Puigdemont recordando como «nos han prohibido el recurso a la tecnología para hacer política: sesiones de investidura y reuniones oficiales del consell executiu«.

La carta de Torra

El presidente catalán argumenta en su misiva la necesidad de reunir al Parlament para informar de la situación y las medidas adoptadas por su ejecutivo, tal como hizo ayer Pedro Sánchez. Pero el Govern no ha aprobado ninguna medida ejecutiva que requiera pasar por el Parlament, dado que el mando está transferido al Gobierno desde la aprobación del estado de alarma.

Por otro lado, Torra ya informó a los presidentes de todos los grupos y subgrupos con representación parlamentaria sobre la situación en Cataluña y las actuaciones del Govern en una videoconferencia celebrada este lunes. Y lo hizo por videoconferencia porque tanto él como el vicepresidente Pere Aragonés han dado positivo en la prueba del coronavirus. Ambos están obligados a un confinamiento riguroso que les impediría participar en un pleno presencial extraordinario como el celebrado en el Congreso.

Tampoco pueden apelar a un pleno ordinario, porque la actividad parlamentaria está paralizada por el coronavirus, aunque la Mesa del Parlament acordó que, si se debe celebrar un pleno de urgencia por algún asunto relacionado con la pandemia, se buscará la manera de hacerlo «adoptando medidas excepcionales de prevención».

El Govern pone en duda la presencia de Torra en la próxima videoconferencia de presidentes autonómicos

Respecto a la próxima reunión telemática de presidentes autonómicos que convoque el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el gobierno catalán ha puesto hoy en duda la asistencia de Torra.

La consellera portavoz, Meritxell Budó, aseguró ayer que todavía no lo han decidido, en la comparecencia posterior a la reunión del comité de crisis catalán. Budó pidió además que estos encuentros no sean un mero «traslado unidireccional» de lo que quiera decir el Ejecutivo español, sino que sea un intercambio de información.

En la última reunión de presidentes autonómicos por el coronavirus, Torra rechazó suscribir el comunicado conjunto que el resto de líderes autonómicos firmaron junto a Sánchez en el que se comprometían a hacer frente a la pandemia de forma coordinada.