Política

Presidentes autonómicos se enfrentan a Sánchez por la falta de equipos sanitarios

"Llevamos un mes esperando una respuesta del ministro de Sanidad", denunciaron barones territoriales en lo que consideraron inacción de Illa

logo
Presidentes autonómicos se enfrentan a Sánchez por la falta de equipos sanitarios

Pedro Sánchez, reunido telemáticamente con el resto de presidentes autonómicos. MONCLOA

Resumen:

De las tres cuestiones clave que abordó el pasado domingo el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, con los presidentes autonómicos tras declarar el Estado de Alarma, hubo una especialmente bronca. Esto es, la falta de equipamientos sanitarios, técnicos y humanos, con los que proteger a los que luchan en primera línea contra el Covid-19. Explícitamente trasladaron que «tenemos que proteger a nuestros sanitarios, es lo primero que hay que hacer desde el minuto uno y el Gobierno tarda en suministrar equipos», según señalan a El Independiente uno de los presidentes autonómicos presente en la cita telemática.

No faltaron llamamientos, que algunos calificaron de apocalípticos, como el de la regidora madrileña, Isabel Díaz Ayuso, al afirmar que «cada hora que pasa muere gente en Madrid», y otros que reprocharon llevar «un mes esperando una respuesta del ministro de Sanidad y nos faltan médicos», dejando entrever inacción del ministro Salvador Illa.

En esta línea estuvieron barones populares como el gallego Alberto Núñez Feijóo, el andaluz Juan Manuel Moreno y el castellano leonés Alfonso Fernández Mañueco. Pero no sólo los del PP, porque también se sumaron al coro de críticas sobre este punto el catalán Quim Torra y el vasco Iñigo Urkullu, cuyo territorio es, después de Madrid y salvando las distancias por dimensión y población, el más castigado por el coronavius.

Díaz Ayuso alertó a los territorios menos afectados de «no saber lo que les espera»

Díaz Ayuso alertó al resto de los barones, donde el contagio no ha terminado de ofrecer su peor cara, de «no saber lo que les esperaba», señalan en este caso fuentes del entorno de la madrileña, contagiada por el covid-19 al igual que Quim Torra. En cambio, los presidentes de los territorios gobernados por el PSOE se mostraron algo más tibios y no entraron en el cuerpo a cuerpo con Sánchez, quien, por su parte prometió medios materiales y económicos para la Sanidad, ahora toda ella bajo el mando de Illa.

Precisamente, el sindicato Amyts, que aglutina a más de 4.100 médicos en Madrid, ha denunciado «falta de material de protección; Urgencias llenas, saturadas; hospitales que poco a poco llenan sus camas de pacientes afectados por el Covid-19; UCIs al límite, fallecimientos; médicos y otros profesionales sanitarios y no sanitarios al límite de sus fuerzas, muchos de ellos ya afectados y por tanto sin poder trabajar».

El segundo punto de debate de la videoconferencia de Sánchez con los presidentes autonómicos se centró en el encaje jurídico competencial de la declaración del Estado de Alarma. El más quejoso fue Torra, que se negó a firmar el escrito conjunto, aunque distintas fuentes conocedoras del contenido de esa reunión aseguran que «todos se sometieron al gobierno de España» y al mando único que implica la situación de excepcionalidad en que se encuentra el país.

A pesar de que las resistencias de Cataluña y del País Vasco alargaron el debate en el seno del Consejo de Ministros del sábado, miembros del mismo, como Margarita Robes, titular de Defensa, ha dejado muy claro que las medidas que haya que implementar se llevarán adelante sin distinguir territorios y eso incluye la presencia del Ejercito en Cataluña y País Vasco si se considera necesario.

El Consejo de Ministros abordará hoy «los primeros auxilios» para paliar el golpe económico

Por último, abordaron el paquete de medidas económico-laborales, muchas de las cuales se debatirán, para su aprobación posterior, en la reunión ordinaria de hoy del Consejo de Ministros. Hubo una preocupación generalizada sobre el futuro de sectores estratégicos para este país como el turismo o respecto a la necesidad de mantener en marcha la agricultura y el sector agroalimentario. También se habló de control de fronteras, muy especialmente Feijóo y Moreno, por la permeabilidad de los pasos a Portugal, que ya había establecido controles para impedir el paso de ciudadanos españoles, no así de mercancías entre ambos países.

Las medidas que saque adelante hoy el Consejo, sobre todo respecto a las pymes y a los trabajadores afectados por los Ertes, que comienzan a ser legión, constituyen «los primeros auxilios» para evitar que los estragos económicos del coronavirus sean irreversibles. «No serán los últimos», explican en Moncloa ante una situación de emergencia que muta día a día.

Comentar ()