La Generalitat ha retirado la denuncia por una presunta estafa contra la compañía Basic Devices por la compra de material sanitario de contención del coronavirus por un valor de 35 millones de euros. El Gobierno catalán presentó la denuncia el pasado viernes 20 de marzo, después de que las entidades financieras que participaban en la operación dieran la señal de alarma por la falta de credenciales de la compañía adjudicataria, que nunca antes había proporcionado material a la administración autonómica.

«Hoy los responsables de Basic Devices SL han aportado los detalles operativos referentes a logística, operaciones y toda la operativa financiera nacional e internacional» detalla en su declaración ante los Mossos d’Esquadra el director general de Política Financiera del Departamento de Economía de la Generalitat, Josep Maria Sánchez, remitiéndose a un correo del secretario general de Vicepresidencia, Albert Castellanos. En él, el numero dos de Pere Aragonés da por acreditado que la información aportada «es suficiente para refutar los indicios de estafa que motivaron la denuncia».

El material, a final de semana

La operación sigue adelante, han confirmado a El Independiente fuentes de la empresa. El pedido, integrado por dos millones de máscaras de protección quirúrgicas a un precio unitario de un euro, otros dos millones de máscaras de protección a un precio de 2,95 euros y 1,5 millones de trajes de protección pagados a 20 euros debería llegar a Barcelona a finales de esta semana, según las mismas fuentes.

La declaración para retirar la denuncia se ha presentado a las 9 de la mañana de este lunes, pero la consellera de Salud, Alba Vergés, se ha negado a responder a las preguntas sobre esta operación de compra de material cuatro horas después, en su comparecencia ante los medios. «No vamos a entrar a valorar pedidos concretos de material» ha respondido reiteradamente Vergés, unas evasivas que han alimentado las dudas sobre la operación de compra de material orquestada desde su departamento.

Vergés se ha limitado a argumentar que la Conselleria «ha diversificado sus compras» en un «mercado que esta cerrado» por la crisis del coronavirus. «Nos dejamos la piel para hacer pedidos en todos lados». La Generalitat había denunciado una posible estafa al intentar adquirir batas de protección y mascarillas para el Instituto Catalán de la Salud (ICS), según avanza El País este lunes.

El pago de ese importe se detuvo al advertir las entidades financieras implicadas en la transferencia que la empresa destinataria, Basic Devices, nunca antes había manejado ingresos tan altos y que no contaba con un historial conocido sobre operaciones de ese tipo. Fuentes de la empresa han hecho llegar a los medios la retirada de la denuncia para dejar claro que la operación sigue adelante. Pero no han podido concretar cuándo llegará el material sanitario

35 millones retenidos

Vergés no ha aclarado hoy, en la comparecencia diaria de balance sobre la crisis sanitaria, si su equipo tiene alguna esperanza de recibir el material supuestamente encargado, mientras el dinero continúa congelado. Se trata de una operación extraordinaria en términos de contratación pública, puesto que la empresa adjudicataria se dirigió directamente al Departamento de Salud ofreciéndose como intermediaria para la compra de material en China, y la Generalitat aceptó contratarla pese a su falta de credenciales y a hacer un pago único de 35 millones de euros para poner en marcha el pedido.

«Hemos diversificado la compra material para tener material a disposición de sanitarios» ha explicado Vergés. que se ha negado a responder sobre esta operación. «Estamos haciendo compras extraordinarias en un mercado que está cerrado» ha argumentado, porque «compartimos las mismas necesidades» con prácticamente todos los países de nuestro entorno. «Se seguirán todos los pasos» para dar garantías públicas a esos pedidos, ha asegurado, «pero nos dejamos la piel para hacer pedidos en todos lados».

Test rápido

Respecto a uno de los materiales más esperados por los profesionales sanitarios, los kits de test rápido de coronavirus. la consellera de Salud ha reconocido que no saben cuando recibirán el lote prometido por el Ministerio de Sanidad, que ya ha empezado a repartirlos en Madrid. «No aseguran que puedan llegar antes del jueves» ha reconocido Vergés, quien ha explicado que en los próximos días definirán el protocolo de prioridades en su uso, destinado en primer lugar a personal sanitario y de residencias de ancianos.

Cataluña es la segunda comunidad en número de contagios por detrás de Madrid. En esta comunidad se cuenta ya un total de 5.925 contagiados, 245 fallecidos, 644 recuperados y 551 en UCI.