Política Crisis del coronavirus

Sánchez ofrece una reunión para negociar los nuevos Pactos de la Moncloa y Unidas Podemos replica que "no es el momento"

El portavoz de su socio de Gobierno, Pablo Echenique, replica que "no estamos en el momento de los pactos sino en el de luchar contra la epidemia y proteger a los ciudadanos"

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso de los diputados este jueves.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha propuesto la celebración, la semana próxima, de una reunión de partidos políticos, agentes sociales y presidentes autonómicos para comenzar a hablar de la reconstrucción del país tras la crisis del coronavirus. Tras defender que, si bien se pudo llegar tarde a la lucha contra el Covid-19 «lo que no podemos permitirnos es llegar tarde a la crisis económica y social» convoca «a una primera reunión a todas las fuerzas políticas para este acuerdo económico y social, a los agentes sociales y presidentes autonómicos que quieran ayudar».

«Tenemos que llegar juntos y por eso hice la propuesta el sábado de unos nuevos pactos de la Moncloa. Si nuestros sanitarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o los agricultores se mantienen juntos frente al virus…. ¿qué sentido tiene la división, a quién beneficia?».

Tras apelar hasta en cinco ocasiones a la unidad y lealtad de la oposición, ha explicado en sede parlamentaria que «tenemos un antecedente en el que podemos inspirarnos. Los españoles supimos responder unidos en 1977. Detectamos un peligro y plantamos cara juntos. Esa es la fórmula que estamos proponiendo con las actuales características. Gran acuerdo para la reconstrucción en la que participen todos los que estén dispuestos a arrimar el hombro. Les propongo -ha agregado- un acuerdo para la reconstrucción económica y social de España».

Sánchez acusa al PP de tener «miedo al acuerdo»

En su turno de réplica, ha reiterado el ofrecimiento reprochando a la oposición del PP que «tienen miedo al acuerdo porque creen que demuestran una supuesta debilidad cuando es justo lo contrario, mostrarían fortaleza, grandeza y madurez. Solo el que no cree en la política como un instrumento para el acuerdo renuncia antes de intentarlo». «Necesitamos al PP dentro de España, pero también presionando en Europa», ha agregado en otro momento de su discurso para retar a que «muestren sus fuerzas y sus virtudes».

Y debe ser consciente de las dudas que suscita esta oferta porque ha insistido en que «se emite de una manera sincera y ante una emergencia nacional sin preferentes. Deben responder y no eludirlo.Vamos a extender la mano a todos para arrimar el hombro. Solo ofrezco aquello que les pido a ustedes, unidad y lealtad», que ha sido el principal mantra de su discurso.

Unidas Podemos cree que «no estamos en el momento de los pactos»

«He escuchado que no puede implicar un cambio de régimen, de acuerdo; no puede anular el control parlamentario, de acuerdo: respetar transparencia informativa, absoluta conformidad; no excluir a nadie, perfecto. Están invitados todos y, si se desconfía de la sinceridad, pues bien, la reitero de corazón y con toda la solemnidad». Pero quizá a quien primero debe convencer es a sus socios de Gobierno, Unidas Podemos, que cree que tras ese debate hay mucho de «marketing político» o, al menos, eso creía hasta el día de ayer.

Porque, a renglón seguido, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha negado que este sea el momento de hacer un ofrecimiento para el acuerdo. «Se habla mucho de pactos últimamente y se habla de los Pactos de la Moncloa», ha dicho a modo de introducción, y «creo que no estamos en ese momento, sino en el de luchar contra la epidemia y proteger a la ciudadanía». Por su parte, Pablo Iglesias, presente en el Pleno, ha explicado, vía Twitter, los objetivos de este diálogo: «Constitucionalismo social y democrático, la defensa de lo público y lo común y una Europa social y solidaria representan hoy el interés general».

Unidas Podemos pone las condiciones del diálogo

En la misma línea, Echenique ha añadido que «conviene que los acuerdos no sea tratando de imponer cada fuerza política su programa electoral. Se debe partir de lo que hemos aprendido, de las lecciones que nos esta dejando la epidemia». Considera Echenique que, «frente al discurso neoliberal, hay un consenso social que apunta en la dirección contraria» a lo que se hizo en la crisis financiera de 2008. «Parece obvio que hay que fortalecer la sanidad pública, que el sistema de cuidados estaba maltrecho en España como hemos visto en las residencias de ancianos, que es evidente que España tiene que volver a cumplir el artículo 31 sobre justicia social y apostar por la solidaridad».

Poco antes, Sánchez había puesto como ejemplo al líder de la oposición portuguesa e inglesa para pedir al resto de las fuerzas representadas en el Congreso que «debemos estar unidos como lo están ellos. Nadie entiende que no sea así. Somos ante todo los representantes de los españoles, por eso les pido unidad y lealtad».

En una de las pocas concesiones que ha hecho a la autocrítica, el jefe del Ejecutivo, ha afirmado que que «es evidente que todos hemos llegado tarde, el mundo y Europa, y España no es una excepción», a la lucha contra el coronavius, aunque a renglón seguido ha defendido que si bien todos llegaron tarde «España llegó antes y por eso todo lo que pido a la oposición es unidad y lealtad».

«Es evidente que todos hemos llegado tarde y España no es una excepción», admite Sánchez

«El primer país que tomó medidas de confinamiento de todo el continente, que más número de pruebas ha realizado por habitante, 20.000 al día, que más lejos ha ido en las medidas de confinamiento y el que facilita más información, el que notifica todos los fallecidos y positivos diagnosticados», es España.

Ha admitido que, visto lo que ha ido pasando, «seguro que hoy hubiéramos hecho algo distinto, pero nadie puede presumir de no haber cometido ningún error. Es un virus desconocido para la ciencia y la autoexigencia del Gobierno es máxima». El gobierno, ha sentenciado, «ha trabajado todo el tiempo y lo ha hecho de buena fe.»

En su réplica, ha afeado a Pablo Casado que su partido tenga cerrada la actividad parlamentaria de la Asamblea de Madrid, de Murcia y de la andaluza para rebatir la acusación de que el Gobierno de coalición ha tenido la «democracia secuestrada, confinada» en el Parlamento. En cuanto a los fallecimientos por coronavirus, le ha pedido que «no vaya por ese camino» y reivindicado que España tiene de los registros más exactos de recuento, a pesar de que se ha demostrado que no se contabilizan muchas de las muertes.

En respuesta al líder de Vox, Santiago a Abascal, se la dicho «me voy a dirigir a ustedes y a sus bots» en referencia a cuentas falsas desde las que se emiten noticias falsas y le ha acusado de trasladar odio.

Comentar ()