El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, se las ha tenido que ver con el secretario general del PP, Teodro García Egea; la número tres del Grupo Vox, Macarena Olona, y con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián. Iglesias ha aprovechado para apropiarse de la oferta de pactos para la reconstrucción tendiendo la mano tanto al PP como a ERC.

Egea le ha reprochado poner la ideología «por encima de la salud de los españoles. Han actuado con irresponsabilidad y negligencia. A base de mentiras tapan su incompetencia». También le ha afeado que «no haya ni un sólo gesto de luto por 18.000 muertos» por el coronavirus.

Iglesias le ha invitado a reflexionar sobre el papel del PP, sobre «la sensación que tienen algunos ciudadanos a ver la oposición política en otros otros países. ¿No le parece que sus votantes querrían una actitud más constructiva?», le ha preguntado En definitiva, «le voy a tender la mano y asumamos un mínimo común denominador que es la Constitución española, que tiene mecanismos de protección social».

Y tras espetarle que «tratan de perseguir a Vox a ver quien dice la barbaridad más grande», ha agregado que «están decepcionando a una parte de la ciudadanía, le tendemos la mano a una oferta de reconstrucción, también de corazón. Vuelvan a la Constitución y al patriotismo» ha dicho el mismo vicepresidente segundo que ayer cuestionada la figura del Rey y afirmaba que en España las Fuerzas Armadas no estaban supeditadas al poder civil.

Su intercambio con Rufián ha sido mucho más de guante blanco, con quien ha puesto de manifiesto sus coincidencias en materia de políticas sociales, aunque el dirigente de ERC no ha dejado de ser crítico con una serie de medidas como el levantamiento de parte del confinamiento.

Iglesias -que en un momento de su intervención ha dicho ser un privilegiado por tener jardín en su casa para pasear a sus niños- ha defendido que el Ejecutivo «está trabajando para que este escudo social llegue a los más vulnerables». Y, a continuación, ha repetido su oferta de diálogo. «Compartimos valores republicanos de defensa de lo cómun, por eso le pido que participe en los acuerdos de reconstrucción».

No ha querido entrar Iglesias a los argumentos de la portavoz de Vox, Macarena Olona, que le ha interrogado sobre su modelo bolivariano. «En estas circunstancias, esta Cámara no se merece debatir sobre Venezuela», ha argumentado el vicepresidente.