Política

Gobierno y CCAA pactan un aprobado general para la gran mayoría de los estudiantes

logo
Gobierno y CCAA pactan un aprobado general para la gran mayoría de los estudiantes

Aula de colegio vacía.

Resumen:

El Gobierno y las comunidades autónomas han pactado que todos los alumnos pasen de curso. Sólo habrá algunas excepciones en casos muy concretos. y deberán contar con el visto bueno de la Administración. Habrá, por tanto, un aprobado general para la gran mayoría de los estudiantes en España.

Es la principal medida que han adoptado este miércoles la ministra de Educación, Isabel Celaá, y los consejeros de todos los Ejecutivos autonómicos. Según ha avanzado El País, no todos los alumnos pasarán al siguiente curso con la misma nota. Serán los profesores los encargados de decidir a partir de qué nivel arrancan en la siguiente etapa, en base a las calificaciones obtenidas en las clases presenciales.

El aprobado general (con excepciones) se aplicará sobre quienes estuvieran cursando infantil, primaria, secundaria y primero de bachillerato. En el caso de segundo de bachillerato, será cada autonomía la encargada de decidir qué alumnos pasan y quienes no. También se mantienen las pruebas de selectividad.

La epidemia obligó a clausurar los colegios el día 11 de marzo, tres días antes de que el Consejo de Ministros decretara el Estado de Alarma. Desde entonces, los estudiantes se han visto obligados a cursar las materias a distancia. En principio, el periodo de confinamiento no será tenido en cuenta a la hora de evaluar, ya que los alumnos no han podido seguir el curso en circunstancias normales.

Fin a las clases

La decisión adoptada hoy entraña, por tanto, el fin definitivo de las clases escolares este curso. Los alumnos cursarán las materias pendientes hasta junio de forma telemática, como han hecho desde que se inicio el confinamiento.

No obstante, tanto el Ministerio como las consejerías de Educación han acordado abrir los colegios durante el mes de julio. El objetivo, según ha informado ha informado El Mundo, es que los alumnos puedan optar a clases de refuerzo. Esta medida medida está orientada a prestar apoyo a todos los alumnos que tengan mayores necesidades educativas. 

De hecho, en la reunión de este miércoles se ha pactado también que los estudiantes que tuvieran asignaturas pendientes de aprobar deberán recuperarlas al inicio del curso siguiente.

Celaá ha presidido una reunión telemática de la Conferencia Sectorial de Educación en la que han participado todos los consejeros autonómicos y donde se ha discutido cómo evaluar a los más de ocho millones de estudiantes de enseñanzas no universitarias que permanecen confinados en casa.

La postura del Consejo Escolar

Celaá y los representantes de las comunidades autónomas han puesto sobre la mesa las recomendaciones del Consejo Escolar del Estado, el máximo órgano consultivo en educación, que la pasada semana aprobó un documento que descartaba conceder el aprobado general, aunque aconsejaba reducir las repeticiones a casos muy excepcionales este curso.

El Consejo Escolar del Estado, integrado por representantes de los diferentes sectores de la comunidad educativa, también recomiendó que sean evaluables las tareas que los estudiantes están realizando en sus domicilios durante el confinamiento. Sin embargo, pidió tener en cuenta las «condiciones tecnológicas y de conectividad» en los hogares de cada alumno, de manera que la «brecha digital» no suponga un motivo para «la evaluación negativa de los aprendizajes y las competencias».

La petición de eliminar o reducir las repeticiones este curso, promovida inicialmente por organizaciones de estudiantes, ha sumado apoyos en las últimas semanas. La ONG Save The Children ha remitido una carta a la ministra Celaá donde reclama un acuerdo con las comunidades autónomas para que la repetición sea algo «casi residual, como ya lo es en la mayoría de países europeos».

La misiva está respaldada por profesores universitarios, expertos en educación y organizaciones como la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos CEAPA, que defiende no evaluar las tareas escolares realizadas durante el confinamiento. También por la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes CANAE, que planteó en el Consejo Escolar la eliminación «excepcional» de las repeticiones.

«En nuestro sistema educativo, casi uno de cada tres estudiantes (28,7%) está en un curso inferior al que le corresponde. En este sentido, nos alejamos mucho de los países de nuestro entorno (16% Francia, 13% Italia, 4,4% Grecia, 3% Finlandia, 2,8% Reino Unido, 0% Noruega)», sostienen desde CANAE.

Comentar ()