Fiona Apple ha acabado con la monotonía de la cuarentena tras lanzar Fetch the Bolt Cutters, el primer álbum de la intérprete desde que en 2012 presentara The Idler Wheel. El título está inspirado en la serie de televisión The Fall, protagonizada por Gillian Anderson, cuyo personaje pronuncia esa frase cuando está a punto de investigar el crimen de una mujer torturada.

Los críticos consideran que Fetch the Bolt Cutters es una obra maestra, un clásico y posiblemente, el mejor disco de Fiona Apple hasta la fecha. De momento, ha recibido múltiples elogios, entre los que se encuentran varias reseñas de cinco estrellas, y el primer 10 de la publicación musical Pitchfork, en una década. Además, actualmente encabeza la lista de la web especializada Metacritic con un 100. 

En una entrevista concedida en el mes de marzo a la revista New Yorker, afirmó que este quinto disco es muy «crudo» y que tiene mucha percusión. Además, adelantó que incluye una colaboración con Cara Delevigne, quien hace los coros, y una especie de «maullidos» en la canción que da título al álbum.

La artista ha necesitado muchos años de búsqueda para la creación de este disco. En el año 2015 comenzó el proceso de documentación y grabación entre los estudios de Sonic Ranch (Tornillo, Texas), y sobre todo la casa que tiene en Venice Beach, en Los Ángeles. Además de su piano, ha contado con la participación del bajista Sebastian Steinberg, el guitarrista David Garza y la percusionista Amy Aileen Wood.

Esto ha hecho posible que el sonido final sea uno de los componentes más experimentales, puesto que en su mayoría proviene del repiqueteo de varios instrumentos contra diversas superficies y objetos caseros.

La crítica ha definido este álbum como «una sinfonía salvaje de lo cotidiano, una obra maestra inquebrantable». La revista especializada Pitchfork señala que «ninguna música ha sonado tan bien». Por su parte, The Telegraph publica que «este es un disco que transmite la ira, la vulnerabilidad, la confusión y la sabiduría de una mujer, de una forma que no habíamos escuchado antes».

El disco ya está disponible en todas las plataformas digitales, y saldrá en formato físico este verano. El repertorio de canciones incluye I Want You To Love Me, Shameika, Fetch The Bolt Cutters, Under The Table, Relay, Rack of His, Newspaper, Ladies, Heavy Ballcon, Cosmonauts, For Her, Drumset y On I Go.

Una vida llena de turbulencias

Fiona Apple (Nueva York, 13 de septiembre de 1977) mostró ya a los ocho años dotes de compositora precoz, y su estreno discográfico, que tampoco se hizo esperar mucho tiempo, se produjo con Tidal en 1996. El vídeo y la canción Criminal, fueron galardonados con el Premio Grammy a la mejor interpretación vocal de rock femenina. Su música tiene influencias del jazz más antiguo, el pop y el rock alternativo. Ahora, tras ocho años de espera, regresa por todo lo alto con su quinto disco.

En sus casi 25 años de carrera, ha vendido más de 10 millones de copias de sus discos en todo el mundo, y además del Grammy, ha recibido otras siete nominaciones.

El pasado mes de marzo, Fiona Apple concedió una entrevista a The New York Times, en la que habló de su decisión de abandonar el consumo de cocaína, y en la que tildó de «dolorosa y caótica» su relación de tres años con el director de cine Paul Thomas Anderson.