China ha enviado a Corea del Norte un equipo de médicos, en medio de las especulaciones sobre la salud de su líder, Kim Jong Un, que sugieren que podría estar en estado crítico tras someterse a una operación quirúrgica el pasado 12 de abril.

La delegación china estaría formada por una comisión de médicos y representantes del país asiático, aunque no se ha confirmado que viajen a Corea del Norte por la salud de Kim, según informa Reuters. El líder norcoreano atraviesa problemas de salud, pero no existe ninguna razón para concluir que esté gravemente enfermo.

A principios de esta semana, el portal coreano Daily NK avanzó que Kim Jong Un estaba se estaba recuperando de una operación cardiovascular. Los rumores se dispararon tras su ausencia en actos públicos y por los antecedentes que existen en su familia con los problemas cardiovasculares.

Frente a los rumores, que incluso llegan a situar al dictador norcoreano en estado vegetativo tras sufrir un paro cardíaco, Corea del Norte ha asegurado de que se trata de informaciones falsas. » Esto es oficial: La información sobre el grave estado de salud de nuestro Mariscal Kim Jong Un es falsa y malintencionada», ha señalado este sábado Alejandro Cao de Benós, delegado especial del Comité de Relaciones Culturales con el exterior. «Gracias por preocuparse, pero ruego a los periodistas que consulten la fuente de las noticias y sean menos sensacionalistas», ha criticado.

El jueves, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también resto importancia a las informaciones sobre el posible estado crítico del dictador. «Creo que la información es incorrecta», sostuvo.