País Vasco | Política Prórroga del Estado de Alarma.

El PNV exige a Sánchez contar con las CCAA y prever un escenario electoral

EH Bildu también incluye en sus enmiendas al decreto de prórroga incorporar a las autonomías en el "diseño, gestión y ejecucioón" de las fases de retorno a la normalidad.

logo
El PNV exige a Sánchez contar con las CCAA y prever un escenario electoral
El líder del PNV, Andoni Ortuzar.

El líder del PNV, Andoni Ortuzar. EUROPA PRESS

Resumen:

El PNV condiciona su posible apoyo a una nueva prórroga del Estado de Alarma a la inclusión de las enmiendas presentadas hoy y que contemplan que el decreto de ampliación prevea la coordinación con las Comunidades Autónomas y que en ningún caso suponga «un obstáculo» para la posible celebración de elecciones en Euskadi y Galicia. De igual modo, EH Bildu ha reclamado en sus enmiendas que se incluya que las Comunidades Autónomas tengan la competencia de «diseñar, gestionar y ejecutar el plan de la desescalada».

La formación de Andoni Ortuzar recuerda en su exposición de motivos que la gestión del Estado de Alarma «no puede suponer una requisa competencial». Insiste en la necesidad de implantar la cooperación como fórmula de trabajo y que sean las Comunidades Autónomas quienes desarrollen «una estrategia más cercana y adaptada» para la desescalada. Además, solicita que los presidentes autonómicos, en su condición de representantes ordinarios del Estado, asuman la potestad para llevar adelante las distintas fases.

Señala que de la aceptación de las propuestas dependerá el sentido de su voto en el Pleno de este miércoles donde se debatirá la prórroga. En las últimas horas se han intensificado las negociaciones entre el PNV y el Ejecutivo en aras a un acuerdo que permita aprobar las enmiendas y con ello facilitar la reedición de la que será la cuarta ampliación del Estado de Alarma. Para ello, los nacionalistas reclaman a Sánchez «cintura política».

En sus enmiendas los nacionalistas inciden de modo especial en la situación institucional en la que se encuentra el País Vasco. Aseguran que no se puede continuar «sine die con parlamentos disueltos». Destacan que las fases de la desescalada ya contemplan una actividad laboral y de ocio «que podría suponer un riesgo mayor que la celebración de unos comicios». Por ello, reclaman que en el decreto se contemple la previsión de una convocatoria electoral y lo que ello conllevaría.

A 500 Km.

El PNV quiere que el Gobierno pueda «acordar conjuntamente con cada Comunidad Autónoma la modificación, ampliación o restricción de las unidades de actuación y las limitaciones respecto a la libertad de circulación de las personas». De cara a una preivisión electoral, el PNV presenta una disposición adicional según la cual el Ejecutivo dispondrá «lo oportuno» para que Correos, así como «los fedatarios públicos y demás servicios de su responsabilidad coadyuven al mejor desenvolvimiento y realización de elecciones».

Por su parte, EH Bildu, que ya ha anunciado que al menos se abstendrá, solicita que las CCAA en su condición de «instituciones más cercanas» asuman la aplicación del proceso de retorno a la normalidad, «es lo más eficaz»: «No tiene sentido que la desescalada y todas las decisiones para hacer frente a la pandemia se tomen a 500 kilómetros de Euskal Herria». La izquierda abertzale recuerda al Ejecutivo que ha mantenido una actitud «constructiva» en las últimas semanas, además de «generosa, responsable y flexible» por lo que solicita al Gobierno de Sánchez que «ahora es a él a quien toca moverse»: «Es hora de funcionar de otra manera».

Bildu solicita aplicar el «cogobierno» y la cogestión» y ceder a las CCAA la capacidad para acordar la progresión de fases. Unos planes que deberían ser coordinados y diseñados con la participación y conformidad de las entidades «provinciales, comarcales y locales», solicita la coalición.

Comentar ()