Política

Euskadi tendrá la Fase 1 más restrictiva de España: movilidad sólo en el municipio

La fase 1 de desescalamiento en Euskadi será «más restrictiva» que en otras comunidades ya que se restringirá la movilidad al municipio, salvo excepciones, al tiempo que considera que «hay tiempo y manera» de preparar las aulas para la vuelta «paulatina» de a clases presenciales de los alumnos de segundo de bachiller a partir del 18 de mayo.

Así lo ha señalado este sábado la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, en la rueda de prensa que ha ofrecido junto con la titular de Salud, Nekane Murga, para explicar cómo se desarrollará la fase uno de desescalamiento que comienza el próximo lunes.

Tapia ha explicado que el Gobierno Vasco ha apostado para este periodo por medidas «algo más garantistas» que las establecidas en otras regiones porque quiere dar «pasos seguros, sin asumir riesgos innecesarios».

La movilidad se permitirá unicamente dentro del municipio de residencia aunque excepcionalmente se contempla que se pueda producir en pueblos colindantes como Ermua y Eibar aunque estén en provincias diferentes por necesidades laborales o casos de necesidad como acudir a un especialista, ha señalado.

En lo referente a educación, ha indicado que a partir del 18 de mayo podrán volver a las aulas los alumnos de segundo de Bachiller y ha especificado que las medidas para la fased 1 en Euskadi han contado con la colaboración del Gobierno, que ha permitido las modificaciones respecto a las medidas de ámbito general en virtud de la modificación que se introdujo en el decreto del estado de alarma el pasado miércoles.

Ha incidido en que las clases presenciales se limitan a los cursos que son clave en la educación de los jóvenes porque suponen un cambio de ciclo o el paso previo al ingreso en la universidad.

Tapia ha señalado que, así como Euskadi «ha mantenido la actividad industrial mínima» contempla la vuelta a las aulas paulatina, aunque ha puntualizado que no será en las mismas circunstancias que como cuando se dejaron en marzo.

«Hay tiempo y manera» para adecuar las aulas «como se ha hecho en otros sectores» como la industria o el comercio, ha señalado Tapia, que ha indicado que esta semana se continuará trabajando con los agentes sociales y las patronales para acordar las medidas.

Respecto a las actividades de ocio y cultura, ha indicado que, salvo el deporte profesional, en el País Vasco, a diferencia de otras regiones, no se va a permitir «ningún tipo de actividad de ocio o cultura» que implique la asistencia de muchas personas así como las actividades turísticas relacionadas con traslados entre municipios.

La consejera ha insistido en la necesidad de ser «extremadamente cautelosos» en el cumplimiento de las medidas porque «si no se hacen bien las cosas dentro de 15 días puede que nos encontremos que no podemos pasar a la segunda fase», siempre basándose en criterios sanitarios.

Tapia ha desligado las medidas más restrictivas con que los datos sanitarios no sean «realmente» buenos y ha indicado que «bajo ningún concepto se han puesto en duda» las cifras sanitarias de Euskadi.

«Ante la posibilidad de que la movilidad sea excesiva o las actividades de ocio puedan congregar a más de 200 en la calle, como se ha previsto en otras comunidades» el Gobierno Vasco ha preferido retrasar esas actividades 15 días y dar prioridad a que los estudiantes puedan comenzar su actividad, ha señalado Tapia.

«Nos se puede pasar de una casi confinamiento a concentrarse tantas personas en la calle», ha concluido.

Comentar ()