Política

PSC y la CUP ultiman el pacto para repartirse la alcaldía de Badalona

El popular Xavier García Albiol vuelve a quedarse a las puertas de la alcaldía por un pacto de todas las fuerzas del consistorio en su contra

Dolors Sabater, alcaldesa de Badalona, junto a Ada Colau, alcaldesa de Barcelona. EFE

PSC y Guanyem Badalona -confluencia de grupos de izquierdas e independentistas con la CUP como máximo referente- ultiman un acuerdo para repartirse la alcaldía de Badalona y evitar que la ocupe el popular Xavier García Albiol. El pleno municipal escogerá mañana nuevo alcalde tras la dimisión del socialista Alex Pastor, que dejó el cargo después de ser detenido por romper el confinamiento y conducir borracho por el centro de Barcelona.

«Si Guanyem acepta, mañana Dolors Sabater será alcaldesa por un periodo de año y medio y Rubén Guijarro tomará el relevo en noviembre de 2021″ han anunciado hoy los socialistas para cerrar un acuerdo que les devuelva, al final del mandato, a la alcaldía de Badalona. Una posibilidad que Sabater asegura «estar valorando», aunque la ex alcaldesa exige más tiempo que Guijarro, porque los socialistas ya han ocupado la alcaldía durante el primer año de mandato.

De hecho, tras una reunión de una hora entre PSC, Guanyem, ERC, En Comú Podem (ECP) y JxCat -todos menos el PP- Sabater ha comparecido ante la prensa para agradecer la oferta de los socialistas, que hasta ayer habían asegurado que no votarían para hacer alcalde «ni a Albiol ni a Sabater». Pero ha pedido más tiempo al frente del Ayuntamiento y que el resto de los grupos la voten sin un acuerdo firme, que se negociaría más adelante.

Pacto por escrito o no hay acuerdo, advierten desde el PSC a la candidata independentista

«El acuerdo será de dieciocho meses para cada partido y firmado por escrito antes del pleno de investidura o no habrá acuerdo» le ha respondido poco después el candidato socialista, Rubén Guijarro.

«Hemos ido más lejos de lo que ninguna formación ha ido y de lo que nadie esperaba» ha añadido Guijarro, dejando entrever que la dirección del PSC ha incidido en el cambio de postura de los socialistas badaloneses sobre Sabater. Guijarro asegura además que en estas dos semanas se ha prefigurado ya un acuerdo marco para que el futuro gobierno local de concentración se centre en las políticas sociales y económicas para hacer frente a la crisis provocada por el coronavirus.

Respecto al enfrentamiento protagonizado por ambos partidos en el anterior mandato por las políticas independentistas de Sabater, Guijarro afirma ayer sentirse «seguro de que los errores que cometimos en el pasado no se van a repetir. Tenemos la lección aprendida». En este contexto, y pese al último órdago de Sabater, desde el PP de Badalona, dan por seguro el acuerdo y por perdida la alcaldía.

El veto a Albiol

García Albiol venció las pasadas elecciones municipales en Badalona con 11 regidores, frente a los 6 del PSC y los 7 de la alianza Guanyem-ERC, que se deshizo en la constitución del primer pleno municipal. Pero los socialistas fozaron finalmente el apoyo del resto de las fuerzas de izquierdas contra Albiol, para barrarle el paso a la alcaldía como ya había sucedido cuatro años atrás con Dolors Sabater como alcaldesa.

Tras el incidente de Pastor, los socialistas reivindicaron mantener la alcaldía e intentaron llegar a un acuerdo con los tres regidores de ERC, para evitar compartir la alcaldía con Sabater, cuya gestión en la anterior legislatura, convirtiendo a Badalona en abanderada de los ayuntamientos independentistas, incomodó en extremo a los socialistas. Pero la dirección de Esquerra impidió la semana pasada ese acuerdo, que su sección local estudiaba con interés ante la posibilidad de desbancar a Guanyem y acceder a la alcaldía.

Oferta a Sabater

Ante el fracaso, el nuevo líder del PSC en la ciudad, Rubén Guijarro, ha propuesto a Sabater compartir el mandato, de modo que Sabater sea escogida alcaldesa mañana, y Guijarro la sustituya en noviembre de 2021 hasta el final del mandato. Una opción bien vista por la dirección de los socialistas catalanes.

«Se podría plantear compartir ayuntamiento», ha apuntado el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que de hecho ha sido el primero en plantear públicamente esta opción, tras una conversación esta mañana con Guijarro. Icete ha advertido sin embargo que «estamos hablando de mantener un gobierno estable para tres años», por lo que ha abogado porque ese acuerdo tenga unas bases solidas y lo hagan «las personas que tendrán que gestionarlo». «Vista la fragmentación del consistorio no me parece un disparate» ha concluido.

Desde la agrupación local argumentan que es una opción «que hemos puesto sobre la mesa para desencallar la situación» y defienden que la ciudad, una de las más grandes y con más diferencias sociales entre barrios de Cataluña, «necesita un gobierno sólido que pueda hacer frente a la crisis con políticas de izquierdas».

La exalcaldesa de Badalona afirma que está valorando la «posibilidad de compartir el liderazgo de la alcaldía», como ha planteado el PSC, pero descarta la fórmula propuesta por los socialistas de repartirla un año y medio para cada formación.

Comentar ()