Política Crisis del coronavirus

Moncloa quiere ampliar sus apoyos parlamentarios con la suma de Ciudadanos

Illa se muestra cauto sobre la petición de la Comunidad de Madrid de cambiar de fase a partir del próximo lunes

logo
Moncloa quiere ampliar sus apoyos parlamentarios con la suma de Ciudadanos
Reunión del Consejo de Ministros de este martes, 12 de mayo.

Reunión del Consejo de Ministros de este martes, 12 de mayo. EFE

Resumen:

Con el telón de fondo de la conversación entre Pedro Sánchez e Inés Arrimadas, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha admitido que la vocación de este Gobierno «es ampliar sus apoyos parlamentarios, algo especialmente importante en un momento en que este país está sufriendo algo inimaginable como es una pandemia con las consecuencias económicas y sociales que conlleva».

El jefe del ejecutivo y la líder de Ciudadanos han hablado a primera hora de la tarde «para compartir información sobre la crisis del coronavirus», según la versión de la formación naranja que advierte que seguirá siendo «exigente con el Gobierno y con las condiciones pactadas, pensando siempre en e interés general de los españoles». Pero la secretaría de Estado para la Comunicación va un poco más lejos, al señalar que ambos interlocutores han expresado «su voluntad (…) de seguir trabajando para la consecución de acuerdos futuros que permitan vencer al virus y contribuir a la reconstrucción económica y social del país», aunque no aluden a los próximos Presupuestos Generales del Estado.

Por su parte, Montoro ha puesto en valor la «disponibilidad a colaborar, pero corresponderá a ellos sobre qué cuestiones y materias y ojala podamos ampliar esa mayoría porque significará que aparcan sus diferencias ideológicas y miran al interés general». El presidente del Gobierno y la líder de Ciudadanos acordaron mantener contactos con periodicidad semanal tras el acuerdo alcanzado para apoyar la última prórroga del estado de alarma. Eso sí, la intención es «consolidar» a los socios de investidura esto es, sin renegar de ERC, y «ampliar» la misma, ha puntualizado la ministra.

El nuevo papel de Ciudadanos, también muy ponderado por Unidas Podemos, podría llegar a traducirse en su respaldo a unos Presupuestos de «emergencia», tal y como apuntó la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, recientemente.

Respecto a la insistencia del líder del PP, Pablo Casado, de que no es necesario mantener el estado de alarma actual, la ministra ha replicado que dicha situación de excepcionalidad «es la más garantista» para asegurar el confinamiento. Aduce que «no es una cuestión caprichosa, sino derivada de la pandemia».

Montero defiende nuevas prórrogas del estado de alarma

Por otro lado, la portavoz gubernamental elogiado el «extraordinario esfuerzo» de los territorios que todavía no han cambiado de Fase, pero sólo cuando haya «seguridad», se permitirá su paso a la 1, en alusión, entre otras, a la Comunidad madrileña que insistirá esta semana en iniciar la desescalada. También el titular de Sanidad, Salvador Illa, presente en la comparecencia, ha apelado a no perder la «prudencia ni el respeto» al contagio y exhortado a atender las recomendaciones sanitarias.

Interrogado el ministro sobre los criterios que permiten el paso de una fase a otra y si ha habido un trato de favor al País Vasco a cambio de su apoyo a la prórroga del estado de alarma la semana pasada, ha explicado que «se siguen todos los procedimientos administrativos» y el País Vasco prosperó de fase «porque cumplía con los requisitos de un cuadro de criterios que es público. Esto no es un ‘check list’, sino algo más complejo que requiere de un análisis cuantitativo y cualitativo que pone mucho el énfasis en tener un mecanismo de detección precoz, como tener resultados en 24 horas en la atención primaria».

Illa sale en defensa del País Vasco

Esto es fundamental «porque si no, nos daremos cuenta de un incremento de casos sin haberle hecho frente. Ese es el motivo por el que el País Vasco pasó de fase». Son «decisiones técnicas y no hay otra consideración de ningún tipo que obre en nuestro ánimo. No nos lo podemos permitir. Hemos hecho un esfuerzo muy importante para llegar aquí», ha defendido, aunque también ha admitido que la decisión final la toma el Ministerio.

Respecto a la petición de Madrid para cambiar de fase a partir del próximo lunes, no ha querido adelantar acontecimientos y se ha mostrado muy cauto, entre otras cosas porque su departamento se inclina por desestimar dicha petición. Antes se estudiará la propuesta del ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso y se celebrará una reunión bilateral. «A partir de ahí se verá en qué grado se cumplen los criterios y se tomará una decisión, si es posible, de forma consensuada», que no se dará a conocer hasta el viernes por la tarde.

Además, la ministra ha recogido el guante de Unidas Podemos sobre las grandes fortunas para ir a una «fiscalidad justa» pero sin la necesidad de crear nuevas figuras impositivas. Apuesta por la revisión de las actuales, como la del impuesto de Sociedades, «dado que aportan más las pymes que las grandes empresas», ha dicho, y otras categorías fiscales en las que trabajar «sin que haya una figura expresa», pero que haga posible que «aquellos que más tienen puedan aportar más».

Comentar ()